Grande-Marlaska duda del informe de torturas de Lakua y afirma que la única verdad es «la judicial»

Fernando Grande-Marlaska, ministro español del Interior, ha restado validez al informe de Lakua que cifra en más de 4.000 los casos de tortura sufridos por ciudadanos de la CAV. «No hay resoluciones judiciales que digan 4.000 o 5.000. Si queremos podemos generar las verdades, pero acostúmbrese a que la verdad es la verdad judicial», ha señalado en respuesta a preguntas de la diputada de EH Bildu Marian Beitialarrangoitia.

naiz|Madrid|04/07/2018 16:33|18 comentarios
Loading player...

El ministro español del Interior, Fernando Grande-Marlaska ha respondido a las preguntas de la diputada de EH Bildu Marian Beitialarrangoitia, que le ha recordado que durante su etapa de juez de la Audiencia Nacional acumuló gran parte de las denuncias por torturas. El ministro ha matizado que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha sancionado al Estado Español «no por torturas sino por no investigar de forma exhaustiva». Sin embargo, Estrasburgo también condeno al Estado español y confirmó el «tratamiento inhumano y degradante» sufrido por Igor Portu y Mattin Sarasola durante la detención sufrida en 2008 por orden del propio Grande-Marlaska, tal y como le ha recordado la propia diputada.

«Más de 200 personas que testificaron ante usted denunciaron torturas y, cuya veracidad ha certificado el protocolo de Estambul, le piden a usted reconocer el daño causado. Ya son más de 4.000 los casos certificados por el Gobierno de Lakua e incluso podrían ser muchos más», ha dicho Beitialarrangoitia. Sin embargo, el ministro ha señalado que «hay informes que pueden decir 4.000, 5.000 o 6.000, me podrá decir lo que quiera, pero ya le digo que no. No hay resoluciones judiciales que digan 4.000 o 5.000. Si queremos podemos generar las verdades, pero acostúmbrese a que la verdad es la verdad judicial».

En ese sentido, ha defendido la actuación de las FSE con los detenidos. «La Guardia Civil y la Policía Nacional han sido los elementos principales, con la sociedad, para terminar con ETA, y se ha hecho con la aplicación de la ley y el Estado de derecho. Eso es así, que no lo olvide nadie», ha defendido, aceptando que «pudo haber algún exceso pero que siempre fue investigado y sancionado por el Estado de derecho». «Olvídense», ha concluido.

Beitialarrangoitia también le ha recordado el caso de 40 jóvenes vascos, absueltos en segunda instancia al considerar el juez que anteriormente no se habían tomado medidas para evitar las torturas. «Por cierto, ese juez era usted señor Marlaska», ha añadido. En ese marco, la diputada soberanista ha reclamado el reconocimiento de «todas las vícitmas, las de ETA y las otras».

Del mismo modo, ha recordado el caso de Beatriz Etxeberria, que hizo público el relato de las torturas sufridas en 2011 durante el periodo de incomunicación establecico por el propio Grande-Marlaska. El ministro ha señalado que «no podemos olvidar que a ETA se le han incautado papeles donde uno de los elementos era denunciar torturas nada más ser detenidos, aunque esto no implica que no se hayan producido algunos excesos».

La portavoz de EH Bildu en el Congreso, en la comisión de Interior, ha instado a acercar a los presos políticos vascos a Euskal Herria y ha criticado que «ni siquiera se contemple la progresión de grado».