Miles de personas reclaman en Bilbo una República Vasca que proteja a las personas

En el 40 aniversario de la Constitución española, miles de personas se han manifestando por las calles de Bilbo y han reclamado una República Vasca. «Hace 40 años ocurrieron cosas increibles. Se acostaron franquistas y se levantaron demócratas. Aquello fue una transacción y no una transición», ha señalado Arnaldo Otegi al final de la marcha.

Nerea GOTI|Bilbo|06/12/2018 13:19|13 comentarios
Errepublika-ehbildu
Cabecera de la marcha por la República Vasca. (FOKU)

«Este pueblo se merece vivir en una República Vasca decente. ¿Qúe ganamos viviendo en un Estado que toma decisiones en contra de nuestros intereses?», ha señalado Arnaldo Otegi, secretario general de EH Bildu, al final de la movilización que ha recorrido las calles de Bilbo reclamando una República Vasca. «Hace 40 años ocurrieron cosas increibles. Se acostaron franquistas y se levantaron demócratas. Aquello fue una transacción y no una transición», ha añadido.

La movilización ha reunido a unas 4.600 personas, según el recuento realizado por NAIZ a través del sistema habitual que en la Gran Vía arrojaba una media de 350 manifestantes por minuto durante los 13 minutos que ha tardado la marcha en pasar por el mismo punto. 

A lo largo de la movilización, en la que los participantes han portado banderas de Nafarroa, escudos de Euskal Herria, y en la que también se han podido ver esteladas catalanas, carteles en favor de la independencia y alguna banderola de Castilla, se han coreado gritos de «independentzia».

Etxebarrieta, Gorostiaga, Aranoa

Al término de la manifestación, junto a la iglesia de San Nicolás, han intervenido varios representantes de EH Bildu. Ha abierto el mensaje final la parlamentaria en Gasteiz y capitana de la compañía Jaizkibel Oihana Etxebarrieta, quien ha proclamado la voluntad de la coalición soberanista como «sujeto político feminista» de impulsar una transformación total «de abajo a arriba» y «desde la izquierda, el lugar del corazón» para construir una república vasca feminista e internacionalista». 

En el acto final han participado también Pablo Gorostiaga y la parlamentaria navarra Miren Aranoa. Quien fuera alcalde de Laudio e histórico militante de la izquierda independentista ha recordado que frente a lo que se vendía hace cuarenta años, en este país «teníamos claro» que el manto de protección que prometía la Constitución española daba a los militares y otros estamentos «mando absoluto» y que «los pueblos no iban a poder moverse bajo ese manto protector». «Una vez rechazada esa constitución, conseguimos que al menos no pudieran hablar en nuestro nombre».

Bea Ilardia

En la misma línea se ha pronunciada Bea Ilardia, candidata a las Juntas Generales de Bizkaia. «40 años son media vida. Nos merecemos otra media vida llena de justicia y libertad. Estoy segura que nuestras hijos e hijas dentro de 40 años celebarán la República Vasca».

La candidata bizkaitarra ha agregado que «la ultraderecha es consciente del potencial de las mujeres organizadas y no es casual» y ha abogado por que frente a «la Constitución que nos ahoga y el frente al resurgir del fascismo», las mujeres ocupen en Euskal Herria «la primera línea de frente» dentro de un proyecto como el de EH Bildu que ofrece «libertad frente a la cárcel y la tortura», reparación, solidaridad y frente común frente a una «justicia parcial» e «iniciativa y acción política», frente a desahucios y pensiones mal pagadas.

Arnaldo Otegi

Ha cerrado el acto Arnaldo Otegi, que durante su intervención ha censurado que hablen de supremacismo quienes niegan identidad y derecho a otras naciones. Ha recordado que la «unidad sagrada de la patria española», la defensa de los intereses de las oligarquías y la impunidad del fascismo son ejes sobre los que se sustentó la Constitución. «Supremacistas son ellos, nosotros somos rojos y separatistas», ha zanjado, para reiterar que EH Bildu lleva tiempo advirtiendo de que en el Estado español se está produciendo una involución política, y no solo por la irrupción de Vox en Andalucía, frente a la que ha abogado por «sumar fuerzas y construir grandes alianzas en defensa de la democracia, de los trabajadores y de los pueblos», alianzas «de naturaleza antifascista», ha agregado. 

El secretario general de EH Bildu ha enviado un abrazo a los presos políticos vascos y catalanes, así como al pueblo jornalero andaluz y a los antifascistas andaluces, y se ha referido, asimismo, a la negociación presupuestaria, interpelando a «uno de los lehendakaris de este país» a decidir entre un presupuesto «al servicio de las élites y de Confesbask» o unas cuentas «a favor de las mujeres, de los pensionistas». 

NOTICIAS RELACIONADAS