UPN recurre el acuerdo que pospone la expulsión de Aznarez, Sáez y Buil

El presidente de UPN, Javier Esparza, ha presentado un recurso ante la Junta de Portavoces del Parlamento de Nafarroa en el que se solicita que se deje sin efecto el acuerdo de la Mesa de posponer la decisión sobre la exclusión del grupo parlamentario de Podemos de tres de sus integrantes.

Naiz|10/01/2019 15:09
Esparza
Esparza, en un pleno del Parlamento de Nafarroa. (Iñigo URIZ/FOKU)

En concreto los regionalistas piden que se deje sin efecto el acuerdo de «posponer la decisión sobre los escritos presentados por el portavoz del grupo Podemos-Orain Bai y, en su caso, del escrito de contradicción presentado por Buil, Aznárez y Sáez hasta la emisión de un informe jurídico».

Piden que se califique y dé trámite al escrito del portavoz de Podemos-Orain Bai por el que comunica la exclusión del citado grupo del parlamentario Mikel Buil y de las parlamentarias Ainhoa Aznárez y Teresa Sáez. También, en su caso, del escrito de alegaciones formuladas por los anteriores.

UPN, según explica en un comunicado, basa su recurso en el reglamento de la Cámara que, entre las funciones de la Mesa, recoge la de «calificar, con arreglo al presente Reglamento y previa audiencia de la Junta de Portavoces, los escritos y documentos de índole parlamentaria, así como declarar la admisibilidad o inadmisibilidad de los mismos».

Esparza critica que «Aznárez trata de poner la institución parlamentaria a su servicio y está causando un grave daño a su imagen con tal de bloquear el funcionamiento de la misma y mantener su sillón».

Además, le acusa de ser «juez y parte» en el caso, «ya que no se ha inhibido a la hora de votar en un asunto que le afecta directamente y por el que debería de dejar de ser la presidenta del Parlamento».

«Es una situación sin precedentes que vulnera la neutralidad y el decoro que debe caracterizar a un cargo como el que todavía ostenta», asevera Esparza, quien subraya que la mayoría parlamentaria «ya ha manifestado que se debe dar trámite» al citado y que, «en consecuencia, se convoque un pleno en los 15 días siguientes para elegir una nueva presidencia del Parlamento».

En su opinión, «Aznárez está tratando a toda costa de bloquear la decisión de esa mayoría parlamentaria para aferrarse al sillón, poniendo los servicios jurídicos de la institución a su propio servicio».

NOTICIAS RELACIONADAS