Víctimas de ETA defienden el reconocimiento de las víctimas de abusos policiales

Un grupo de 41 personas, víctimas o familiares de personas que sufrieron atentados de «ETA o grupos afines», han publicado un artículo de opinión en los rotativos del grupo Vocento en el que tildan de «error político y humano grave no querer reconocer a las víctimas de abusos policiales y de grupos de extrema derecha».

Naiz|16/04/2019
Ley-victimas
El Parlamento de Gasteiz, durante el debate y votación de la ley de víctimas de abusos policiales. (Jaizki FONTANEDA / FOKU)

Los y las firmantes remarcan que este reconocimiento «no supone caer en un interesado totum revolutum, ni referirnos de manera genérica a las ‘víctimas del conflicto político que sufre nuestro pueblo».

Así, insisten en que reconocer a estas víctimas «no significa blanquear, equiparar ni legitimar nada con relación a nuestros atentados o al asesinato de nuestros familiares», tal y como sostiene el PP, que votó en contra de dicha ley en el Parlamento de Gasteiz. «Solo implica reconocer que esas víctimas también tienen derecho a la verdad, la justicia, la reparación y la memoria».

Por ello, rechazan el argumento de que esas víctimas tengan su origen en «fallos o atropellos» y que de ese modo «se menosprecien actos irreversibles contra la vida y la dignidad humana. Creemos que admitir ese menosprecio daña la legitimidad del Estado democrático de Derecho y el tejido moral de nuestra sociedad».

El artículo tiene como firma principal la de Iñaki García Arrizabalaga –cuyo padre murió en atentado de los Comandos Autónomos Anticapitalistas en Donostia  en 1980– y viene acompañado de otra cuarentena de nombres como los de Sara Buesa, Sandra Carrasco, Bárbara Dührkop, Josu Elespe, María Jauregi, Andoitz e Ibai Korta, Gorka Landaburu, Maixabel Lasa, Rosa Lluch, Roberto Manrique, Arantza Puelles, Rosa Rodero o Naiara Zamarreño.

El Foro Social ha saludado esta «gran aportación a la convivencia».

NOTICIAS RELACIONADAS

 

NAIZ KONTZERTUAK
Loading player...


Liher taldeak Donostiako Doka Kafe Antzokian emandako kontzertuaren unerik onenak.