Pedro Sánchez confirma su veto a Pablo Iglesias y no volverá a ofrecerle una coalición

El presidente español en funciones, Pedro Sánchez, ha confirmado su veto a la entrada de Pablo Iglesias en el Gobierno y le ha advertido de que si la investidura resulta fallida porque Unidas Podemos vota no o se abstiene, no le volverá a ofrecer un Ejecutivo de coalición con la entrada de miembros de ese partido.

naiz|Madrid|18/07/2019 16:33
Pedro_pablo
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en una de las recientes reuniones. (Pierre-Phillipe MARCOU / AFP)

El presidente del Gobierno español en funciones y candidato del PSOE a la investidura, Pedro Sánchez, ha subrayado que «no se dan las condiciones» para que el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, sea miembro de un ejecutivo de coalición entre los dos partidos. Principalmente, ha dicho, porque necesitará un vicepresidente «que defienda la democracia española» y no diga que los encausados por el procés catalán son «presos políticos» como ha dicho Iglesias «en público y en privado».

Tras admitir que «el principal escollo» para el acuerdo es la entrada de Iglesias, ha insistido en defender su negativa a esta condición por las importantes «divergencias» entre ambos, sobre todo en las cuestiones de Estado, y concretamente Catalunya.

Razón por la cual, ha dicho, no se puede «permitir el lujo de tener a un vicepresidente» que, «por lealtad», lo único que haga ante una crisis en este asunto sea «mirar para otro lado o silenciar». Aunque sí ha citado en esa respuesta la vicepresidencia, Sánchez ha rehusado de nuevo confirmar si Iglesias le reclamó ese puesto en el Ejecutivo. Sin embargo, la agencia Efe, citando fuentes del PSOE, afirma que Sánchez ha desvelado este jueves a la Ejecutiva de su partido que Iglesias le pidió una vicepresidencia y controlar Hacienda, Trabajo, Seguridad Social, Comunicación y Medio Ambiente.

Ha asegurado que su oferta de «Gobierno de coalición» no perdurará si la investidura resulta fallida. «Cualquier formulación posterior no pasará ya más por una coalición», ha señalado en este sentido el candidato del PSOE.

En cualquier caso ha confirmado que llamará tanto a Iglesias como a los líderes de PP, Pablo Casado, y Ciudadanos, Albert Rivera, porque piensa seguir apelando «a la responsabilidad de todos» para que permitan que «al menos gobierne la lista más votada» y para que el país no se bloquee.

Además se ha dirigido a los partidos de Casado y Rivera, que tantos «golpes en el pecho» se dan acusándole de que pacta con los independentistas, para recordarles que si precisamente ellos se abstienen el voto de las formaciones soberanistas sería «cero, no tendría valor». «No estoy pidiendo que me aplaudan, lo único que se abstengan por España, ese país que dicen querer tanto», ha añadido.

El presidente del Gobierno en funciones se ha mostrado por otra parte convencido de que si la ciudadanía «se ve abocada, por el bloqueo» de los demás, a unas nuevas elecciones, volverá a participar.

NOTICIAS RELACIONADAS