La sonda india Chnadrayaan-2 alcanza la órbita lunar

La sonda india Chandrayaan-2, el ambicioso proyecto que prevé explorar el desconocido polo sur de la Luna, ha alcanzado hoy con éxito la órbita lunar, un mes después de su lanzamiento, y se espera que alunice el próximo 7 de setiembre.

NAIZ|20/08/2019 11:12
Luna
Despegue del Chandrayaan-2 del centro de lanzamiento de Sriharikota el pasado 22 de julio. (AFP)

«El Chandrayaan-2 gira alrededor de la luna con una inclinación de 88 grados. A su debido tiempo, esta órbita se reducirá y en ese momento la inclinación alcanzará los 90 grados», ha anunciado a la prensa el jefe de la agencia espacial india, Kailasavadivoo Sivan.

Después de cuatro semanas de viaje interestelar, la nave ha completado su inserción en la órbita lunar como estaba previsto, ha declarado en un comunicado la agencia espacial india (ISRO, por sus siglas en inglés).

La Inserción Orbital Lunar «se ha completado con éxito hoy a las 09H00 IST [hora estándar de la India] (03H32 GMT) como estaba previsto, usando el sistema de propulsión a bordo. La duración de la maniobra ha sido de 1738 segundos», ha precisado la ISRO.

India busca convertirse en el cuarto país después de Rusia, Estados Unidos y China en colocar una nave espacial en la Luna.

Si el resto de la misión transcurre como está planeado, la nave espacial india alunizará en el polo sur del satélite el 7 de setiembre.

La inserción de hoy ha sido una de las operaciones más complicadas de la misión ya que si se hubiera acercado a la Luna a una gran velocidad, habría rebotado y se habría perdido en el espacio.

Y si se hubiera acercado a una velocidad lenta, la gravedad de la Luna lo habría atraído provocando una colisión.

Chandrayaan-2 (Carro lunar, en hindi), despegó del centro de lanzamiento de Sriharikota, en el sureste de India, el 22 de julio.

La agencia espacial india ha indicado que la misión ayudará a los científicos a comprender mejor el origen y la evolución de la Luna realizando estudios topográficos detallados, análisis mineralógicos y una serie de otros experimentos.

Nueva Delhi ha destinado 140 millones de dólares (124 millones de euros) en la misión, una suma muy inferior a las de otras grandes agencias espaciales para misiones de este tipo.