Barreda y Sainz, que se acerca a lograr su tercer Dakar, ganan la décima etapa

Carlos Sainz ha dado un paso de gigante para hacerse con su tercer Dakar tras vencer en la décima etapa y aventajar en más de 18 minutos a sus más inmediatos perseguidores. En motos, el castellonense Joan Barreda se ha hecho con la victoria y el estadounidense Ricky Brabec ha consolidado su liderato.

naiz|15/01/2020
Sainz
Carlos Sainz, durante el presente Dakar. (Franck FIFE / AFP)

El castellonense Joan Barreda (Honda) ha ganado la décima etapa del Dakar después de que la organización cancelase la última parte del recorrido por las fuertes rachas de viento que impedían el vuelo de los helicópteros de la organización de la carrera.

Barreda ha conseguido así su primera victoria de etapa en este Dakar y la vigésimo cuarta en el rally, con lo que confirma su buena reacción en esta segunda semana de carrera donde ha acumulado tres días consecutivos entre los tres primeros tras una primera mitad de la competición muy discreta.

Al castellonense le ha seguido en segunda posición a apenas un minuto el estadounidense Ricky Brabec, que mantiene la primera plaza de la clasificación general con una cómoda ventaja, y en tercer lugar ha quedado el argentino Kevin Benavides, con lo que Honda firmó un triplete en esta jornada.

En coches, el piloto Carlos Sainz ha dejado encaminada la consecución de su tercer Dakar al ganar ampliamente la décima etapa. Sainz, que partía con solo 24 segundos de diferencia sobre Nasser Al Attiyah (Toyota), ha sacado casi 18 minutos de ventaja al catarí y casi 12 sobre el francés Stéphane Peterhansel en apenas 223 kilómetros de etapa, el punto donde se ha cancelado el resto del recorrido, que inicialmente era de 534 kilómetros cronometrados.

Así, el madrileño afrontará las dos últimas etapas del Dakar con una ventaja en la clasificación general de más de 18 minutos sobre sus dos principales perseguidores. Tanto Peterhansel, ganador de la novena etapa, como Al Attiyah, que había finalizado segundo, fueron los dos primeros coches en salir en esta jornada, y en su labor de abrir pista y encontrar el rumbo correcto cometieron un error cuyo beneficiado directo ha sido Sainz, que salía justo detrás de ellos.

El piloto madrileño optó por no seguir las huellas de los otros dos y encontró el camino correcto para sacar una ventaja que puede ser absolutamente decisiva para el final del rally.