La tormenta que arrastró a los cuatro vascos arrancó hasta los anclajes del barranco

Como hacen policía y bomberos suizos, expertos en barranquismo vascos atribuyen a lo inesperado y fuerte de la tormenta la tragedia de cuatro vascos en Suiza. Detallan un dato: hasta los anclajes han quedado arrancados. Y recuerdan que los fallecidos habían hecho esta actividad en todo el mundo: Utah, Alpes, Madeira...

NAIZ|13/08/2020
Captura_de_pantalla_2020-08-13_a_las_20.53.33
Bomberos suizos, este jueves en la garganta de la tragedia. (STR)

La comunidad barranquista vasca lamenta este jueves la muerte en Suiza de tres deportistas experimentados y la desaparición de un cuarto tras sufrir un accidente cuando practicaban barranquismo en las gargantas de Parlitobel, en el cantón suizo de San Galo.

Los cuatro eran barranquistas «con muchísima experiencia», unos grandes conocedores de ese medio, que «sabían donde se estaban metiendo», pero que fueron sorprendidos por una tormenta «repentina».

Así lo ha indicado a Efe otro experto barranquista, con más de veinte años de experiencia, amigo del grupo, al que ha acompañado en numerosas ocasiones, y que permanece en contacto directo con las dos personas que no entraron en el barranco y que, según asegura, como toda la comunidad barranquista se encuentran en «estado de shock».

«Es un palo muy fuerte perder así a unos amigos y a unos barranquistas tan buenos. La comunidad barranquista va a sufrir mucho porque eran muy buenas personas y muy activas dentro del mundo de los barrancos», asegura.

Los cuatro, según remarca, han hecho «barrancos por todo el mundo desde los desiertos de Utah en Estados Unidos, pasando por islas tropicales, Isla Reunión, Madeira... han viajado infinidad de veces a los Pirineos y a los Alpeas franceses, suizos e italianos».

«Sabían donde se estaban metiendo, ha sido todo cosa del destino, una tormenta repentina que no esta prevista», insiste y explica que antes de afrontar una actividad así te cercioras de mirar el tiempo y ellos lo hicieron y en las webs que miraron «no se predecía esa tormenta y por eso decidieron meterse».

Las predicciones de este miércoles «para nada anticipaban lo que sucedió, fue totalmente inesperado» tal y como, recuerda, han reconocido los propios agentes que se encuentran en el lugar de los hechos.

La fuerza de la tormenta fue tal que, según apunta, ha arrancado los anclajes que se encontraban dentro del barranco, lo que es muy difícil que suceda.

«Por muy experto y experimentado que seas el riesgo siempre está ahí», reconoce este deportista, que prefiere permanecer en el anonimato y que según relata lleva doce años yendo a Suiza a hacer barranquismo por lo que conoce bien la zona.

Habla de «mala suerte» y es que, según subraya, se trata de «un barranco muy fácil, que tiene una cuenca de recogida de aguas muy pequeña, de un kilómetro cuadrado».

Este es el video difundido hoy por un medio suizo, SFR, con los trabajos de búsqueda, que reflejan los restos de la tormenta.

«Lo que pasó -relata este barranquista- es que cayó un volumen de agua muy elevado en un corto espacio de tiempo y esto hizo que el caudal fuera creciendo muy rápido en un periodo muy corto de tiempo y esto arrastra piedras y palos y el agua al llevar toda esta sedimentación pesa más, empuja con más fuerza» y en esta ocasión con trágicas consecuencias.

NOTICIAS RELACIONADAS