0 comentarios

El penúltimo truco de magia de Pedro Sánchez

No han terminados las elecciones en la CAV y Galiza y Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, ya está preparando su nuevo truco de magia para mantenernos entretenidos la semana que viene. No nos engañemos ni caigamos en la trampa, nada de lo que haga el líder de Ferraz tiene más recorrido que ganar tiempo. Para mantener su liderazgo, Sánchez se ha destapado como un tremendo aprendiz de las estrategias de su rival, Mariano Rajoy. Especialmente, de esa que dice que si te aferras al despacho el tiempo suficiente, tus enemigos internos caerán por agotamiento. En Madrid, medida de todas las cosas para el centralismo español, han tomado el 25S como un ensayo de los terceros comicios. Al margen de la importancia para la ciudadanía vasca y gallega, lo que ocurra el domingo tendrá impacto en las pugnas internas de los partidos, especialmente en el PSOE. Sinceramente, no creo que sea tan fuerte como para descalabrar a la actual dirección.

Acostumbrados como estamos a ser hámsteres en una rueda, la propuesta de Sánchez para buscar una alternativa junto a Unidos Podemos me lleva otra vez al día de la marmota. A esa sensación matutina de que se ha lanzado una propuesta importante que se desinfla con el paso de las horas. Como bien dijo Rajoy (me empieza a preocupar darle tanto la razón), «las cartas están echadas». Teniendo en cuenta que Ciudadanos ya ha avanzado que rechazaría esta alternativa, al secretario general del PSOE solo le cuadrarían las cuentas con PNV y los independentistas catalanes. Estos últimos ya han advertido que si no hay referéndum no hay voto. Así que volvemos al punto cero. Todo lo demás es retórica. 

En mi opinión, lo que saldrá del Comité Federal del sábado 1 de octubre será un posicionamiento ambiguo, que ofrezca margen para la especulación y que nos sirva para discutir sobre detalles mientras corre el reloj de las terceras elecciones. Si se le pone difícil, Sánchez amagará con una consulta a los militantes. Y, aunque es consciente de que no tiene recorrido, hará lo posible para que sean Podemos y Ciudadanos los que queden como los responsables de volver a las urnas. Tampoco creo que tenga que esfozarse mucho. La sensación que se ha extendido es que la quiebra del bipartismo ha provocado «jaleo» y descontrol, lo que puede reforzar a los dos grandes partidos, PP y PSOE, que podrán presentarse como garantes de que las cosas marchan «como Dios manda». Además, parece que la urgencia europea de presentar los presupuestos comienza a disiparse conforme se acerca la fecha tope del 15 de octubre. En ese caso, basta con preguntarnos: ¿a quién le beneficia la repetición de elecciones?El 

Hay que reconocer que subestimamos a Sánchez. La primera de todas, Susana Díaz. Atrincherado en Ferraz, a ver quién es el listo que logra descabalgarle del poder. Al menos, hasta que pasen las terceras elecciones.

/
últimos posts
últimos comentarios