0 comentarios

El coronavirus como excusa de una derrota militar saudí sin paliativos

El alto el fuego «por coronavirus» ha coincidido con la constatación de que, tras cinco años de guerra, los huthíes no solo resisten sino que tienen capacidad para pasar a la ofensiva.

Así, estaban a las puertas de tomar el control de la provincia de Maarib, al este de la capital y refugio de cientos de miles de desplazados por el conflicto. A 12 kilómetros de la capital, negociaban con las tribus locales, que hasta ahora han logrado mantenerse al margen de la contienda, la entrega de la provincia, táctica que llevan repitiendo con éxito en los últimos años. Y es que las tribus suníes del centro del país recelan aún más de los saudíes que de los huthíes, lo que ya es decir.

Los huthíes han pasado a la contaofensiva desde enero y, en su camino a Maarib, conquistaron  Al-Hazm, capital de la provincia de Al Jawf, lo que les abreel flanco norte. En caso de perder Maarib, el Gobierno de Hadi desaparecería totalmente del centro-norte del país, la región donde viven la mayoria de los yemeníes, y hoy bajo control huthí

/