21/05/2017

A punto de ser totalmente evacuado el último barrio rebelde de Homs
GARA|damasco

Los últimos combatientes rebeldes y sus familias que estaban atrincherados en el barrio de Al-Waer de la ciudad de Homs comenzaron a abandonar la zona en virtud de un acuerdo de evacuación alcanzado con el Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Assad.

En cinco meses, la rebelión siria, aplastada por las tropas del régimen apoyadas por Rusia e Irán, ha perdido Alepo, sus últimos barrios en Damasco y ahora Al-Waer, su último feudo en Homs.

«La última evacuación de rebeldes y sus familias y de civiles deseosos de abandonar Homs está en curso. Son los últimos grupos», declaró a AFP el gobernador de la provincia de Homs, Talal Barazi. Según él, estaba previsto que 3.000 personas, entre ellas 700 rebeldes, dejaran ayer este barrio asediado desde hace varios años.

Se trata de una de las mayores evacuaciones pactadas hasta la fecha tras una serie de acuerdos similares que permitieron desalojar enclaves de las fuerzas gubernamentales y de la oposición.

El acuerdo de Al-Waer comenzó a aplicarse en marzo y cuando concluya habrá facilitado la evacuación de 20.000 personas, según las estimaciones del opositor OSDH.

La mayoría serán trasladados a la provincia de Idleb, en manos rebeldes, y a la ciudad de Jarablus, en la frontera con Turquía. Otros está previsto que entreguen sus armas y permanezcan en Al-Waer.

Por otro lado, El Ejército de Siria desplegó tropas en las inmediaciones de la autopista que une Damasco con la capital iraquí de Bagdad, en la zona fronteriza de Al-Tanf, en el sur del país, para reforzar sus posiciones tras el ataque aéreo llevado a cabo el jueves por EEUU en la zona.