29/11/2017

Oxfam elabora una lista oficiosa de la UE sobre paraísos fiscales

Si cumplen el guión previsto, el próximo 5 de diciembre los ministros de Finanzas adoptarán definitivamente una «lista negra» de estados o territorios que no cumplen con el código ético para las transacciones económicas fijado por la propia Unión Europea. Oxfam ha adelantado parte de ese trabajo y ha hecho pública una lista oficiosa.

GARA|PARÍS
1129_eko_paraiso

Las promesas de las autoridades comunitarias y de los mandatarios de los Estados miembros en torno a la publicación, en un breve plazo, de una lista en la que se incluyan los lugares que la Unión Europea considera «paraísos fiscales» surgieron a coro cuando el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) sacó a la luz los “papeles del paraíso”. Esto ocurrió el 5 de noviembre y justo un mes después, el próximo martes, se cumple el plazo establecido para que los ministros de Finanzas pongan negro sobre blanco los nombres de esos lugares que no cumplen con la deseada transparencia de las transacciones económicas.

Ese listado está siendo elaborado por el denominado “Grupo Código de Conducta sobre la Fiscalidad Europea», un organismo que, paradójicamente, se caracteriza por un funcionamiento, si no opaco, poco transparente. Como forma de presión para que la UE cumpla con las expectativas creadas, Oxfam Intermón hizo pública ayer una lista elaborada, según indicó, siguiendo los criterios éticos que la UE proclama oficialmente.

Esta ONG que lucha contra la pobreza ha detectado 35 países o territorios que deben ser considerados paraísos fiscales si la UE aplicara sus criterios «de manera objetiva», «sin ceder a la presión política». Entre otros, según recogió el diario “Le Monde”, aparecen Albania, Bahamas, Bermudas, Bosnia-Herzegovina, Emiratos Árabes Unidos, Gibraltar, Hong Kong, Mauricio, Jersey, Nueva Caledonia, Suiza, Singapur o Taiwán.

Oxfam también incluye en el paquete de supuestos defraudadores a cuatro miembros de la UE: la República de Irlanda, Luxemburgo, Malta y los Países Bajos. No sorprende que estos sean señalados por su opacidad fiscal, pero las autoridades comunitarias prefieren mirar para otro lado al dar por hecho que, al ser miembros de la UE, ya están obligados a cumplir con las normas aprobadas en la lucha contra el fraude fiscal.

Tres criterios

Los tres criterios sobre los que, en teoría, basa su análisis el Grupo Código de Conducta son: la transparencia, especialmente en materia de cooperación administrativa; fiscalidad justa, que no favorezca la implantación de empresas sin actividad económica en el lugar; y el cumplimiento de las directrices de lucha contra la evasión y el fraude fiscales de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El citado rotativo francés indicó que la Comisión Europea contempla la posibilidad de que, en lugar de presentar una «lista negra» el día 5, los ministros opten por publicar la de aquellos países que se hayan comprometido a aprobar leyes contra el fraude fiscal el próximo año. Incluso, se habla de otorgar un plazo más largo a aquellos «paraísos» azotados por los últimos huracanes.