15/01/2018

Las autoridades iraníes elevan a 25 los muertos durantes las protestas
GARA|TEHERÁN

Las autoridades iraníes confirmaron ayer la muerte de 25 personas durante las recientes protestas que tuvieron lugar en las principales ciudades del país. Informaron también de que 440 «alborotadores» han sido ya excarcelados en Teherán, con lo que solo 55 personas siguen en prisión en la capital.

Un portavoz de la Judicatura, Gholamhosein Mohseni Ejehi, sostuvo que ninguna de estas muertes se debió a la intervención de las fuerzas policiales. Anteriormente, el balance oficial de muertos por los disturbios ocurridos entre el 28 de diciembre y el 1 de enero era de 21.

«Hasta 25 ciudadanos corrientes y de nuestras propias fuerzas murieron durante los últimos incidentes», indicó Ejehi.

«Ninguno murió por disparos de las fuerzas de seguridad porque se les había ordenado no usar sus armas», justificó.

El fiscal de Teherán, Abbas Yafari Dolatabadi, confirmó por su parte la excarcelación de 440 personas detenidas durante las movilizaciones, en las que participaron unas 42.000 personas según cifras oficiales. Algunas fuentes apuntan a que hubo unos 3.700 detenidos en todos el país.

Las protestas comenzaron para denunciar la mala situación económica del país, a pesar de la prometida mejora con el acuerdo nuclear firmado en 2015 con las potencias mundiales, pero rápidamente adquirieron un matiz político.

Manifestantes partidarios del Gobierno también han salido a la calle en las últimas semanas para expresar su respaldo al presidente, Hasan Rohani. El ayatolá Alí Jamenei culpó de los disturbios a los «enemigos» de la República Islámica, citando a EEUU e Israel.