30/05/2018

Los huthíes llaman a defender el puerto de Hodeida, asediado por tres frentes
GARA|RYAD

Las fuerzas gubernamentales yemeníes, apoyadas por Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos, estarían a menos de 20 kilómetros del puerto estratégico de Hodeida, en manos de los rebeldes huthíes, que llamaron ayer a la movilización general.

La ciudad de Hodeida, situada al oeste de Yemen y sobre el mar Rojo, es el principal puerto de entrada de importaciones y de ayuda humanitaria (el 70% de toda la que llega) al país más empobrecido del mundo árabe en guerra desde hace tres años y en el que varias regiones están al borde de la hambruna.

El coronel Turki al-Maliki, portavoz de la coalición suní que lucha contra los huthíes (zaydíes-chiíes) yemeníes, aseguró que sus comandantes estaban en desbandada.

El militar confirmó que sus tropas habrían llegado a la localidad de Al Durayhmi, una zona rural a 18 kilómetros de Hodeida, extremo confirmado por vecinos y testigos.

Ya el año pasado, la coalición saudí anunció su intención de tomar Hodeida pero la presión internacional y las advertencias de las repercusiones humanitarias frenaron el ataque. Ryad acusa a los huthíes de utilizarlo como su principal vía de aprovisionamiento para introducir armamento de fabricación iraní, concretamente misiles con los que atacan objetivos saudíes. Teherán niega esas acusaciones. Además. Ryad asegura que Hodeida es el punto de partida de los ataques y abordajes huthíes contra navíos en el Mar Rojo. La ciudad puerto alberga a decenas de miles de desplazados.

Movilización general

El líder rebelde, Abdulmalik al Huthi, instó en un discurso televisado a defender Hodeida.

Los analistas no tienen dudas de que Hodeida caerá, sino de en manos de quién: de los sudistas armados por los Emiratos Árabes Unidos, del Ejército fiel al presidente Hadi, o de las tropas comandadas por el sobrino del expresidente Saleh, ejecutado en diciembre cuando rompió con los huthíes.