25/08/2018

Otro bombardeo saudí mata a más de 20 niños y mujeres en Yemen

La ONU alertó de que los ataques que tienen como objetivo civiles en Yemen, entre ellos niños, son cada vez más frecuentes y mostró su conmoción ante los bombardeos del jueves en la provincia de Hodeidah. En uno de ellos murieron 26 mujeres y niños cuando se disponían a subir a un autobús para huir de la zona.

GARA|SANÁ
0825_mun_yemen2

El representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Yemen, Nevio Zagaria, denunció que los ataques contra civiles son cada vez más frecuentes en el país.

Este mismo jueves, varios bombardeos atribuidos a la coalición militar encabezada por Arabia Saudí mataron a decenas de civiles en la provincia de Hodeidah, bajo control huthí desde 2014. En uno de ellos, cinco personas murieron en un campamento para desplazados internos en Al-Kouai, en Duraihami, a 20 kilómetros de la ciudad portuaria de Hodeidah. Como consecuencia del primer ataque aéreo fallecieron cinco personas y otras dos resultaron heridas, mientras que en el segundo murieron 22 menores y 4 mujeres cuando se disponían a subir a un autobús para huir de la zona. Otras fuentes indicaron que estaban tratando de huir en varios vehículos cuando fueron alcanzados por las bombas.

La responsable de Unicef en Yemen, Meritxell Relaño, aseguró que la agresión causó «26 niños muertos y sus madres», y precisó que «hubo un primer ataque que mató a una familia y luego el resto murió intentando huir». Citado por la agencia huthí Saba, Abdulrahman Jarallah, responsable de sanidad en la región, aseguró que los médicos del Comité Internacional de la Cruz Roja (ICRC) no pudieron acceder a la zona del ataque y recuperar los cuerpos de las víctimas, ni tampoco verificar las informaciones al respecto.

Estos bombardeos ocurren tan solo dos semanas después de que 40 escolares perdieran la vida en otro ataque saudí durante una excursión.

Este hecho provocó el rechazo de las agencias de la ONU en el país y el secretario general del organismo multilateral, António Guterres, reclamó una investigación independiente.

Epidemia de cólera

Cuatro años de conflicto han causado una grave crisis humanitaria y sanitaria en el país. La OMS teme una «tercera oleada» de la epidemia de cólera tras los picos registrados el pasado año, que dejaron un total de más de 1,1 millones de casos sospechosos y más de 2.300 muertes.

A principios de mes, anunció una campaña de vacunación para tratar de frenar un nuevo brote, especialmente en varias zonas muy afectadas por la guerra.

Por ahora, en lo que va de agosto más de 380.000 personas han sido vacunadas contra el cólera en los distritos de alto riesgo, según anunció ayer el portavoz de la ONU Stéphane Dujarric. Entre esos distritos figuran varios distritos de la región de Hodeidah.

Dujarric dijo que los servicios humanitarios de la ONU está preocupados por los daños que los combates están causando en instalaciones sanitarias, de agua y de saneamiento. «El acceso a estas infraestructuras es crucial para prevenir una nueva epidemia de cólera», subrayó. Según la ONU, la guerra ha creado en Yemen la mayor crisis humanitaria de la actualidad.

En entrevista a GARA, Relaño llamó la atención sobre la situación límite que afronta el país después de tres años de guerra. Incidió especialmente en la situación de la infancia. «Los niños tienen miedo de los aviones, de los bombardeos, de los tiros, de no poder ir a clase, de no poder estar junto a sus familias, de contraer cualquier enfermedad, como una diarrea, que puede ocasionarles la muerte». Advirtió de que toda una generación está en riesgo y pidió a las partes respetar a los civiles.

HRW critica la falta de investigaciones creíbles

Human Rights Watch (HRW) denunció ayer la falta de transparencia de la coalición árabe, liderada por Arabia Saudí, durante las investigaciones de sus ataques en Yemen, así como la compensaciones inexistentes para las víctimas de los bombardeos.

En un informe de 90 páginas titulado «Escondidos tras la coalición: el fracaso de investigar de manera creíble y aportar compensaciones por los ataques ilegales perpetrados en Yemen», HRW analiza las actividades del Equipo Conjunto de Evaluación de Incidentes (JIAT), organismo creado por la coalición saudí para investigar las acciones de guerra en Yemen y que «recomendó una asistencia» a aquellos que han sufrido secuelas por doce ataques perpetrados por la alianza durante los dos últimos años.

La investigadora de HRW para Yemen y Emiratos Árabes Unidos, Kristine Beckerle, afirmó que las víctimas de al menos seis de esos ataques, que la JIAT dijo que iban a ser asistidas antes del 31 de julio, «no han sido recompensadas».

«La incapacidad del organismo de la coalición de realizar investigaciones creíbles refuerza la urgente necesidad para el Consejo de Derechos Humanos de la ONU de reconducir y reforzar la investigación sobre las violaciones cometidas por todas las partes», resaltó Sarah Leah Whitson, directora de HRW en Oriente Medio.GARA