12/09/2018

Del Burgo dice ver a ETA detrás del nuevo estatus

Jaime Ignacio Del Burgo, designado por el PP para la redacción del nuevo Estatuto de la CAV, cree que el acuerdo entre PNV y EH Bildu sobre las bases de este supone «una especie de refundación del hacha y la serpiente», en alusión a las siglas de ETA, organización ya disuelta por decisión propia. El político navarro niega la bilateralidad a la CAV, a quien históricamente ha acusado de inmiscuirse en asuntos navarros, pero la admite a los territorios forales.

GARA|GASTEIZ
0912_eh_burgo

El experto designado por el PP para redactar las bases del Nuevo Estatus, el político navarro Jaime Ignacio del Burgo, expresó ayer en una entrevista ofrecida a Radio Euskadi sus premisas ante dicho cometido. Durante los próximos meses y en base a lo que se establezca hoy en la Ponencia de Autogobierno, Del Burgo tendrá que trabajar junto a los nombres propuestos por el resto de partidos, Iñigo Urrutia, Mikel Legarda, Arantxa Elizondo y Alberto López Basaguren.

Preguntado por las bases acordadas por PNV y EH Bildu, Del Burgo cree que estas formaciones se han convertido en «una pareja de hecho» y que esta confluencia supone «una especie de refundación del hacha y la serpiente». A la repregunta sobre esta atribución de responsabilidad a una organización ya disuelta, el político navarro matizó su respuesta de manera algo confusa argumentando que las bases acordadas por estas formaciones son «consecuencia de la disolución de ETA», «porque pasar de defender aquí y ahora, por todos los medios, la independencia de Euskal Herria a aceptar la posibilidad de una vinculación, aunque sea de igual a igual con el Estado español, es un salto muy cualitativo que tendrán que explicar ellos».

En cuanto a si la CAV podría tener una relación bilateral con el Estado, Del Burgo afirma que no y que «en su caso», esa bilateralidad la podrían ejercer los territorios forales «al ser titulares de los derechos históricos». Añadió que en la comisión de expertos él defenderá lo que «significan los derechos históricos de los territorios forales».

Añadió que no es posible reconocer a la CAV como nación en el nuevo Estatuto, «porque la nación, de acuerdo a la Constitución, es la española», y que incluso hablando de «una nación de naciones» habría «una que está arriba y aglutina a todas».

Del Burgo ha sido uno de los principales portavoces del «que vienen los vascos» en Nafarroa, por lo que la primera pregunta aludía a esta evidente contradicción: «¿Qué hace un navarro en el grupo para reformar el Estatuto de Euskadi?». Explicó el expresidente foral que fue Alfonso Alonso quien le propuso la tarea, afirmó que «no tiene nada de particular» que sea él quien participe en la redacción y apostilló que en las bases acordadas por EH Bildu y PNV «hay alusiones muy directas a Navarra que tienen una enorme trascendencia». Por ello, remarcó que su tarea, entre otras, consistirá en seguir diciendo que «Navarra debe seguir siendo Navarra y nada más».

Erkoreka insiste en ensanchar el acuerdo

El portavoz del Ejecutivo de Lakua, Josu Erkoreka, insistió tras la reunión del Consejo de Gobierno en la conveniencia de «ensanchar» el acuerdo de nuevo Estatuto alcanzado entre PNV y EH Bildu en la Ponencia de Autogobierno para lograr una propuesta «lo más amplia posible». Erkoreka se remitía así a las palabras en el mismo sentido pronunciadas por el lehendakari, Iñigo Urkullu, y recordó que en todo caso el Gobierno de Gasteiz respetará lo que decida la ponencia parlamentaria. «Sería aconsejable poder hacer una propuesta lo más integradora y amplia posible y con el máximo consenso posible en los términos recogidos en el acuerdo de coalición (PNV-PSE)», reiteró.

Desde EH Bildu, el parlamentario Pello Urizar se mostró favorable a ampliar el consenso siempre que no se saque el derecho a decidir de esa redacción. «Tenemos claro que una mayoría de la sociedad vasca asume el derecho a decidir como un derecho propio que tiene que estar en el próximo marco político principal», expresó.GARA

FORALIDAD


Cuestionado sobre la propuesta de C’s de eliminar el Concierto y el Convenio, afirmó que están «blindados por la Constitución» y que «cambiar la Carta Magna para eliminarlos supondría un acto de fuerza, no un acto jurídico».