13/09/2018

Muere el cantante argelino Rachid Taha, gran figura de la música magrebí

Rachid Taha, una de las mayores figuras de la música räi y de la escena magrebí, falleció ayer como consecuencia de un paro cardiaco, según anunció su familia. Tras iniciar su carrera con el grupo Carte de Séjour, Taha se aventuró en solitario y obtuvo gran repercusión por su original propuesta de mezclar el räi con el rock, el funk y el tecno. «Carte Blanche» (2997) fue el disco que le lanzó a la fama, que consolidó con su siguiente disco, «Dîwan» (1998).

GARA|pARÍS
0913_kul_ehz

El cantante argelino Rachid Taha, una de las mayores figuras de la música raï y de la escena magrebí, falleció ayer en su domicilio de París a los 59 años tras sufrir una crisis cardiaca, según anunció su familia a los medios franceses.

«Su hijo Lyes, su familia, sus más cercanos y amigos y su discográfica Naïve tienen la inmensa tristeza de anunciar la muerte del artista Rachid Taha, que tuvo lugar durante la noche en su domicilio de Lilas como consecuencia de un paro cardiaco», indicaron en el comunicado de la familia difundido por medios franceses.

Nacido en 1958 en Orán pero instalado en Alsacia, ubicado en el este del Estado francés, desde que tenía diez años, Taha disfrutó de un gran éxito desde los años 80 gracias a una mezcla musical propia que logró mezclar la cultura argelina con otros sonidos como el rock.

Con el grupo Carte de Séjour, creado en 1981, obtuvo la fama gracias a una versión del clásico del compositor Charles Trénet, “Douce France”. Más adelante, siguió su carrera en solitario e hizo también de las versiones su gran filón, con temas como “Ya Rayah”, un clásico del chaabi argelino, con tintes orientales y de música electrónica, lo que impidió su encasillamiento en un solo género.

Ese tema de 1997 le dio fama internacional y pronto se convirtió en una especie de himno oficioso para los migrantes magrebíes en Europa que reivindicaban su dignidad.

La canción formó parte del disco “Carte Blanche” (1997), en el que reunió todos sus éxitos y se postró como un creador inventivo y original, además de ser aclamado por su voz ronca y áspera y valorado por ofrecer una versión moderna del räi contemporáneo. Su próximo disco, “Dîwan” (1998), un álbum de reanudaciones de grandes clásicos de la canción árabe, consolidó el éxito que obtuvo con su anterior trabajo. Estilos como el popular raï o el chaabi, el tecno o especialmente el punk (versionó, entre otros, a The Clash) figuraban entre sus referencias más utilizadas.

En algunos de sus discos, como en “Zoom” (2013), contó con la colaboración de figuras internacionales como Mick Jones, ex The Clash, o Brian Eno, con quien rindió homenajes a Elvis Presley o a la egipcia Um Kulsum.

Nuevo disco para 2019

Según el diario “Le Parisien”, Taha acababa de terminar la grabación de un nuevo álbum cuya salida está prevista a principios de 2019.

Referente durante décadas de la juventud árabe, el cantante hacía notar su ideología en sus letras, con himnos antifascistas.

No llegó a tener la nacionalidad francesa porque, según dijo en una entrevista en 2008, no la pidió en memoria de su tío «muerto a manos de militares franceses durante la guerra de Argelia».

En Euskal Herria, pudimos verlo en directo el año 2010, dentro del festival Euskal Herria Zuzenean que se celebró en Heleta.