11/10/2018

La animación china apuesta por el fantástico
M.I.

P oco a poco la animación china va desembarcando en el mercado anglosajón, y una de las producciones que sirven de muestra es la franquicia “Dragon Nest”. Hace tres años llegaba la primera entrega, distribuida en inglés con el título de “Warrior’s Dawn” (2015), y acto seguido se estrenó en el mercado internacional “Throne of Elves” (2016), que a nuestras pantallas llega con algo de retraso, y sin opción para ver su precedente. Por lo visto el inicio de la saga trataba del enfrentamiento humano contra un legendarío dragón que despertaba de su hibernación.

Está claro que “El reino de los elfos” es un título independiente, que relata otros acontecimientos bien distintos. La acción se traslada al mundo de los elfos en un reino llamado Altera, y presenta a nuevos personajes, aunque manteniendo el estilo de fantástico épico, lo que en el cine de acción real se dio en llamar “espada y sortilegio”. Versa sobre la relación entre un humano llamado Fish y la princesa élfica Lia, que es la hermana pequeña de la reina Mayra. Ambos son invitados a la boda de la soberana, donde Lia es tomada como rehén por la elfa oscura Elena, poseedora de una piedra de la muerte, una gema que le permitirá gobernar sobre los alteranos. Se lo tendrá que impedir la pareja heroica luchado contra el ejército oscuro que sabotea la ceremonia nupcial.