09/11/2018

Mikel INSAUSTI
Crítico cinematográfico
El cine frena a las plataformas digitales

Es un momento muy oportuno para recordar que el cine ganó su primera batalla a las plataformas digitales en Cannes, cuando el festival se negó a programar los estrenos de Netflix. La cadena de pago vuelve a sucumbir bajo la presión de la industria cinematográfica, esta vez personificada en el mexicano Alfonso Cuarón, que bajo ningún concepto quiere que su película “Roma”, flamante ganadora del León de Oro en la Mostra de Venecia, se pase antes en la pequeña pantalla que en la grande. No la rodó en 65 mm. y con sonido Atmos para que sea vista en el salón de casa.

Netflix había prometido a sus sucriptores que siempre tendrían preferencia, pero el canal no se puede arriesgar a que sus producciones no vayan a los grandes festivales o no entren en la competición por los Óscar. Para que “Roma” entre en las quinielas, resulta obligado su estreno en salas comerciales de los Estados Unidos, que tendrá lugar el 21 de noviembre, tres semanas antes de su lanzamiento digital mundial el 14 de diciembre.

Se trata de un requisito imprescindible para que en la Academia de Hollywood la puedan valorar, y se comenta que otros títulos importantes de la casa, como “Bird Box” de Susanne Bier o “Buster Scruggs” de los Hermanos Coen, correrán finalmente la misma suerte.