03/12/2018

La derecha toma Andalucía con su faz más ultra y aspira ya a recuperar Madrid

El frente de derechas articulado en tres listas (PP, C’s y Vox) consiguió una victoria aplastante en las elecciones andaluzas. Las opciones de que el PSOE retenga allí el Gobierno son muy escasas y el vuelco tendrá efecto rebote en Madrid, donde la precariedad de Pedro Sánchez se acrecienta. Todo ello con una abstención cercana al 50%.

Ramón SOLA|donostia
1203_mun_susana

Andalucía votó ayer más cerca de Brasil o Gran Bretaña que de lo que las encuestas estatales iban prediciendo tras el ascenso a Moncloa del PSOE. El leve adelanto electoral (cuatro meses más de margen tenía) decretado por su líder allá, Susana Díaz, se ha saldado con un batacazo de su partido que tampoco se traduce en un trasvase a Adelante, la lista de Podemos. La entente con Ciudadanos que le había servido para gobernar los últimos tres años y medio tampoco le sirve ya, porque la suma se queda al borde de la mayoría parlamentaria. A Andalucía ha llegado de golpe un fin de era que casi nadie había previsto, no al menos con tal contundencia, y es que el PSOE siempre había liderado el Gobierno con entre 45 y 61 escaños; ahora tiene 35.

Tras una campaña en la que se ha hablado allí más de Catalunya que de Andalucía y más contra la inmigración que por el Estado del Bienestar, la derecha en sus tres facciones anoche, a falta de cerrar el escrutinio, sumaba 59 de los 109 escaños de la Cámara frente a los 50 de PSOE (33) y Adelante (17). La pérdida de votos del PP respecto a los comicios de 2015 (unos 250.000, quedándose en 26 escaños frente a los 33 anteriores) era lógica y previsible, pero queda totalmente compensada por el ascenso de Ciudadanos (salta de 9 a 21) y la irrupción de Vox (de la nada a 12, cuando las mejores encuestas con cierta fiabilidad le daban 6 de máximo).

Ello significa que cientos de miles de votantes de izquierda han desertado en estos comicios en que la abstención ha batido su marca histórica en Andalucía, superando en cinco puntos la cota de hace cuatro años. Y que incluso ha habido un trasvase potente hacia las derechas, especialmente a las dos marcas nuevas: Ciudadanos, al fin y al cabo socio de gobierno de Susana Díaz, o Vox, aupada desde cero con una proyección mediática inusitada.

Rebote en Madrid

El vuelco tendrá repercusiones hoy en Madrid. Si efectivamente el presidente español, Pedro Sánchez, estaba mirando al resultado para sopesar un adelanto electoral, tendrá que reevaluar la opción de estirar la legislatura todo lo que pueda, lo que tampoco va más allá de un año y unos meses, y buscar revulsivo ante el vendaval derechista. En cualquier caso, su futuro tiene mal color teniendo en cuenta que Andalucía ha sido siempre el principal granero electoral del PSOE.

Empieza sin duda otro partido. Anoche, en valoraciones más de urgencia que nunca, tanto Susana Díaz como Pablo Iglesias hicieron llamamientos a sumar fuerzas ante el auge de la ultraderecha, que tuvo especial intensidad en boca del líder de Podemos al calificar la situación como «alerta antifascista».

Habrá que ver también si se articula, y cómo, la triple alianza de la derecha. Lo que se dijo en campaña vale ya de poco y desde la sede del PP en la calle Génova no tardaron anoche en oírse palabras de elogio hacia Vox, la formación de ultraderecha expresa que irrumpe en el Parlamento andaluz y el mapa estatal. No hizo falta siquiera que se conocieran los primeros datos oficiales (retrasados por un olvido de papeletas en Sanlúcar de Barrameda) para que el partido de extrema derecha recibiera la felicitación pública de Marine Le Pen desde París.

Valoraciones

«Intentaremos evitar que la extrema derecha decida el futuro»

SUSANA DÍAZ

PSOE

«Alerta antifascista, tenemos que hacer un frente»

PABLO IGLESIAS

Podemos

«Esto son papeletas rojigualdas, hemos mostrado el camino»

SANTIAGO ABASCAL

Vox

eskuinera jo du Andaluziak, nabarmen

Ustekabe eta irauli handia gertatu da Andaluziako hauteskundeetan. Beti agintean izan den PSOEk lurra jo du, eskuin eta ultraeskuinetik indar handiz zetozen hiru zerrenden aurrean: PPk hartuko du gobernua seguruenik (26 eserlekurekin, informazio hau ixteko orduan), baina Ciudadanosek ere sekulako emaitza lortu du (21) eta hutsetik abiatuta 12 eserlekutara heldu da Vox, Marine Le Pen eta abarren zorionerako. Eragin handia izango du emaitzak Estatu mailan, PSOE oso ahul uzten baitu. Nazioarteko joera antzematen da.

CATALUNYA


Tanto Casado (PP) como Rivera (C’s) y Abascal (Vox) citaron a Catalunya en sus discursos y trataron de presentar al Gobierno español como una especie de aliado del «procés».