09/12/2018

Correcta versión animada del cuento del Dr. Seuss
Mikel INSAUSTI
1209_elgrinch

Mentiría si dijera que no me lo he pasado bien durante la proyección de esta versión animada de “El Grinch”, pero una vez terminada la sesión te olvidas de ella porque es superficial y no deja poso. Y a cualquier adaptación del maravilloso cuento navideño del Dr. Seuss hay que pedirle más, porque es una de esas historias de resonancias míticas. Sí, sí, empezando por el mito clásico de la caverna, y siguiendo por el Mr. Scrooge creado por Dickens. Juntos definen al monstruo antisocial por naturaleza, con el que es más fácil identificarse en estos tiempos en que las relaciones personales producen un mayor rechazo por estas fechas tan señaladas en el calendario festivo, al ir acompañadas de un perfil consumista explotado a machamartillo por las campañas de publicidad. Así que la recuperación del instinto cavernario o ermitaño está justificada de sobra.

También reconozco que me es muy difícil pensar en el personaje del pelo verde sin acordarme de la genial caracterización hecha por Jim Carrey en la versión de acción real realizada por Ron Howard en el año 2000, y que a la postre resulta insuperable. En el estudio de animación Illuminaton deben de ser conscientes de ello, porque en su película le han dado más protagonismo a la presencia infantil de Cindy Lou. La niña ayuda a conectar con el público menor, que se ríe con las mascotas animales, ya sea con el perro Max o con la cabra o el voluminoso y torpe reno sobrealimentado.

Considero que el éxito de “El Grinch” (2018) reside en su banda sonora, que en sus composiciones originales de Danny Elfman recoge el espíritu de su obra maestra “Pesadilla antes de Navidad” (1993). Y además cuenta con una buena selección de villancicos versioneados por dispares artistas como Jackson Five, Jackie Wilson, Nat King Cole, The Spinners, Run-DMC, José Feliciano, Buster Poindexter o Ray Conniff y su Orquesta.