12/12/2018

Irán confirma haber llevado a cabo «una importante prueba» de misiles balísticos
GARA|TEHERÁN

El Cuerpo de los Guardianes de la Revolución de Irán confirmó ayer que recientemente ha llevado a cabo «una importante prueba» con misiles balísticos, que fue denunciada a principios de mes por Estados Unidos.

«La reacción de los estadounidenses muestra que esta prueba fue tan importante para ellos que les hizo protestar», indicó el comandante de la fuerza Aeroespacial de los Guardianes, Amir Alí Hayizadeh, citado por la agencia local Fars.

El pasado 1 de diciembre, Washington acusó a Irán de haber probado un misil balístico de alcance medio, un acto que llevó al Consejo de Seguridad de la ONU a tratar el tema en una reunión.

«Llevamos a cabo nuestras pruebas de misiles y esa reciente prueba fue importante», subrayó el comandante, quien detalló que Irán realiza más de 40 o 50 pruebas de misiles al año.

El propio Hayizadeh advirtió el lunes de que Irán tiene «la capacidad de construir misiles con un rango más amplio», que actualmente es de 2.000 kilómetros, lo que permite alcanzar las bases enemigas.

EEUU responsabilizó al Gobierno iraní de haber violado la resolución 2231 del Consejo de Seguridad con la prueba de un misil balístico capaz de portar ojivas nucleares y de alcanzar partes de Europa y cualquier punto de Oriente Medio.

Sin embargo, el ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, aseguró que Irán «no diseña un misil para transportar cabezas nucleares» y que "«ni el acuerdo nuclear (firmado entre Teherán y seis grandes potencias en 2015) ni la resolución 2231 prohíben las actividades de misiles de Irán». «Nuestra doctrina de defensa está básicamente fundamentada en la disuasión y es defensiva, no ofensiva», reitero, en declaraciones concedidas a la agencia iraní de noticias Tasnim.

Esta divergencia de opiniones quedó patente también en el seno del Consejo de Seguridad, que no logró dar una respuesta unánime a la prueba de misil de Irán.

Prueba de EEUU

A su vez, las Fuerzas Armadas de Estados Unidos efectuaron con éxito una prueba de su sistema antimisiles Aegis en aguas del océano Pacífico, en un momento marcado por la negociación con Corea del Norte para que abandone su programa de armamento nuclear, informó la Agencia de Defensa de Misiles.

El misil señuelo, lanzado por una aeronave C-17, fue interceptado sobre el mar por un proyectil SM-3 Block IIA Interceptor disparado desde las instalaciones de prueba del sistema Aegis SM-3, situadas en el archipiélago de Hawái, a varios miles de kilómetros del lugar donde se produjo el impacto.

El éxito de la prueba, junto al de la que EEUU ejecutó el pasado noviembre con un misil interceptor supone un respiro para el Pentágono, después de dos fracasos registrados este año en este tipo de ejercicios.