25/06/2019

Triplete de detectives surgidos de las entrañas de Bilbo

Arantza Renteria, Tomás Garrincha y Toure son tres investigadores surgidos en las calles de la capital vizcaina, algunos por vocación, otros por necesidad. Javier Sagastiberri se despide de Renteria, mientras que Juan Infante y Jon Arretxe continuarán con sus thrillers.

Nagore BELASTEGI|DONOSTIA
0624_kul_cosecharoja

La sección Cosecha Roja dedicada a la novela negra de Erein cuenta con tres nuevos números, con sus respectivos tres detectives habituales. Jon Arretxe ha traducido al castellano la sexta entrega sobre Toure, “Ez erran deus” con el título “No digas nada”, mientras que Javier Sagastiberri culmina la saga de la policía Arantza Renteria en “Una tumba sin nombre”. Juan Infante continúa con Tomás Garrincha en “El precio del silencio”.

Infante nos presentó a su protagonista en su anterior novela, “Atrapado”, como un detective retirado al que contratan para encontrar a Lucía, una chica desaparecida. Ahora los mismos personajes se reúnen, tres años después, en la despedida del padre de Lucía, el capo Gorostiola. Esta vez es la joven la que necesita los servicios de Garrincha, lo que le supone un problema del que pretende salir airoso una vez más.

El escritor dijo que tiene prevista escribir una tercera historia, pero que probablemente terminará ahí porque no quiere «abusar del personaje». En su caso, la historia está ambientada en Bilbo, la que considera una ciudad perfecta para una trama de thriller. «Lo bueno que tiene la novela negra es que no te tienes que limitar a contar los hechos como son, la imaginación juega un papel importante», comentó.

Además de escritor también es abogado, por lo que en ocasiones se basa en personajes e historias que recuerda, que se le quedaron, y las desarrolla porque las considera interesantes.

En el mundo rural

Garrincha volverá, al menos una vez más, pero a los lectores les toca despedirse se Arantza Renteria, la protagonista de “Una tumba sin nombre”. Se trata de la cuarta entrega de esta colección, tras la cual tiene pensado cambiar de registro y personaje, porque «Arantza es policía y tienen un carácter muy marcado y no puedo salir de él», por lo que le gustaría inventar el personaje de «un asesino».

Durante la última novela de la saga ha introducido «cameos», nombres de personas que conoce y que le han acompañado durante el tiempo de escritura. Así, aparece el Padre Muniategi, nombre tomado prestado de su amigo Asier Muniategi –el organizador de varias ferias del libro–. «Necesitaba un cura vizcaino que narrara la historia de Arantza», comentó entre risas.

En esta aventura ha dejado de lado Bilbo y ha dado el salto al Goierri. «Yo soy un pijo donostiarra, pero mi familia viene del Goierri. Parte de la trama se desarrolla en la casa donde vivió mi abuelo, que antes fue de Iztueta, un dantzari ilustre», contó. Goierri también es la comarca de la que procede la inspectora Renteria. «La novela tiene dos tramas: la policiaca, que está relacionada con el asesinato de una secta anarquista; y la personal, donde intenta destapar el origen de Arantza, un personaje misterioso hasta ahora. Para descubrir de dónde vienen las raíces de la protagonista se remonta al franquismo y aprovecha para hablar de la represión de la época.

Por último, Arretxe confesó que se ha sentido tentado de «matar» a Toure más de una vez, pero que de momento sigue con él, hasta que no se le ocurra qué contar sobre él. De hecho, ya está escribiendo la séptima novela sobre su personaje más famoso. En “No digas nada” el africano se encuentra en un pequeño pueblo del pirineo navarro, donde intenta vivir en paz tras huir del barrio bilbaino San Francisco en una situación límite. Su compañero de patera Adama le consigue un trabajo como pastor, pero ni siquiera en una zona aparentemente tranquila es capaz de escapar de su «negro destino».

DESTINO PARALELO


En «Una tumba sin nombre» conoceremos los orígenes de la protagonista, mientras que en «El precio del silencio» y «No digas nada» los detectives volverán a meterse en líos.