14/08/2019

El Consorcio de Seguros calcula más de 25 millones por la riada de Tafalla

El Consorcio estatal de Compensación de Seguros estima 25,2 millones de euros (más de un tercio de lo que prevé destinar de enero a julio) para hacer frente a los daños producidos por las inundaciones del 8 de julio en Tafallaldea, lo que refleja la magnitud de lo ocurrido.

GARA|IRUÑEA
0814_eh_tafalla

Desde las inundaciones que el pasado 8 de julio provocaron graves afecciones en Tafalla, Erriberri y otros municipios de la zona, el Consorcio estatal de Compensación de Seguros (CCS) ha recibido ya cerca de 2.000 reclamaciones, por las que ha desembolsado una cantidad superior a los seis millones de euros.

En el día de ayer avanzaron a la agencia Efe que estiman un coste de 25,2 millones de euros por aquel siniestro, más de un tercio de la cifra total que se prevé destinar en el conjunto del Estado en los primeros siete meses de 2019.

El Consorcio, entidad adscrita al Ministerio de Economía, tiene entre sus funciones cubrir riesgos extraordinarios como las catástrofes naturales (inundaciones, embates de mar, vientos fuertes, terremotos o tornados).

Previamente asegurados

Para que los afectados puedan cobrar sus indemnizaciones, deberán previamente estar asegurados, lo que significa que tanto las personas como los bienes dañados deberán estar amparados por una póliza de seguro que esté en vigor en el momento de producirse los daños.

Los afectados disponen de varias opciones para realizar sus reclamaciones, entre ellas el teléfono gratuito 900 222 665.

En el momento de efectuar la llamada es imprescindible disponer de los datos de la póliza de seguro, de quien presenta la solicitud, el número de cuenta para el pago de la misma, y, si existen daños en vehículos, marca, modelo y matrícula.

Posteriormente, un perito asignado por el Consorcio se pondrá en contacto con el solicitante para acordar una visita y examinar los daños.

Según los datos ofrecidos por el CCS sobre estos meses, el desastre más parecido en dimensión al de Tafallaldea ocurrió del 23 al 25 de enero, cuando la mitad norte peninsular y la isla de Mallorca se vieron afectadas por una tempestad ciclónica, que supondrá el pago de alrededor de 24,5 millones de euros en indemnizaciones.

AUZOLAN EJEMPLAR


Inmediatamente después de las riada, cientos de vecinos y voluntarios se pusieron manos a la obra, en un auzolan ejemplar, para tratar de recuperar la normalidad lo antes posible.