15/08/2019

Rober Ibáñez: «Tenía las cosas claras, quería venir»

El futbolista valenciano reconoce que ha sido un verano «muy duro» porque el Getafe no le dejaba salir.

Natxo MATXIN
0815_kir_rober

Curioso el caso de Rober Ibáñez. Al parecer, el Getafe contaba con él –ha jugado con asiduidad en la pretemporada–, pero el futbolista estaba como loco por volver a Iruñea, tras la experiencia vivida en la campaña pasada. «El verano ha sido muy duro porque, desde el primer momento, tenía las cosas claras, sabía que quería venir aquí», reconoció de manera clara.

En su tercera presentación oficial como jugador rojillo –las otras dos fueron en calidad de cedido–, el futbolista valenciano relató que acabó sentándose con José Bordalás, técnico del conjunto azulón, «y fui sincero con él, le dije que quería salir hacia Osasuna y, aunque ha sido largo, al final se ha hecho lo que quería», indicó.

Ahora recala en el cuadro rojillo ya de pleno derecho, con contrato hasta 2023, una de sus ilusiones, pues «desde el primer día que vine me he sentido siempre muy valorado por el club y por Braulio». No hizo falta un recibimiento especial por parte del vestuario, ya que «solo hacía dos meses que acababa de estar con ellos».

Con Rober Ibáñez, el cuadro rojillo refuerza las bandas después de la lesión de larga duración de Kike Barja y lo hace con un futbolista diferente, con mucha proyección y que ya está amoldado al estilo futbolístico de Jagoba Arrasate. Pese a ello, es consciente de que se va a encontrar con mucha competencia, aunque «también la había el año pasado y ahora se trata de trabajar a tope para ponérselo difícil al míster». Además, el valenciano llega en plena forma, después de una pretemporada «muy fuerte» con el Getafe.

Cesión de Raúl Navas

A última hora de la tarde de ayer, Osasuna hizo oficial la cesión de Raúl Navas por una temporada con una opción de compra obligatoria «que asciende a 250.000 euros». «En función de diversos objetivos deportivos, y siempre condicionados a la permanencia del conjunto rojillo en Primera, Osasuna podría llegar a abonar otros 500.000 euros adicionales al conjunto donostiarra», se explicó en la web del club rojillo.

Navas es una petición expresa de Arrasate, quien ya lo fichó en su momento para la Real y que viene a reforzar el eje de la zaga osasunista.