16/08/2019

Donostia, un detenido por agresión sexual el martes

Un hombre de 39 años ha sido detenido en Donostia acusado de una agresión sexual perpetrada el martes en Aste nagusia, el día que Donostiako Piratak informó de al menos seis casos en su recinto festivo. En Gasteiz, al mismo tiempo, era arrestado un futbolista recién llegado al Alavés, Olivier Verdon (23 años), acusado de agredir a su pareja, arrastrándola incluso del pelo por el pasillo. Está libre a la espera de juicio. Ella también está investigada.

GARA|DONOSTIA
0816_eh_piratak

Las fiestas de Donostia se vieron sacudidas el martes –e incluso suspendidas en La Flamenka– por una cadena de ataques machistas. Donostiako Piratak dio cuenta de seis en su recinto, el Ayuntamiento detalló un caso con dos detenidos y ‘‘El Diario Vasco’’&flexSpace;informó ayer de otro denunciado por una mujer que despertó en un lugar desconocido. A la espera de saber si todos ellos son diferentes o algunos coinciden, ayer se comunicó oficialmente que hay un hombre detenido por una agresión sexual en la ciudad ese día.

Según señaló el Departamento de Seguridad de Lakua, el ataque se le imputa se produjo hacia las 3.00 de la madrugada del martes y la víctima denunció los hechos, tras lo cual se abrieron diligencias para tratar de localizar al autor, lo que se consiguió ayer y deparó su detención por parte de la Ertzaintza.

Tras la gran protesta de Donostia Piratak el jueves, con movilizaciones tanto a la tarde en el Boulevard como a medianoche en la Parte Vieja, el concejal de fiestas, Jon Insausti, informó ayer de que en los lugares donde se celebran actividades festivas «se lanzará un mensaje», grabado o en directo, en contra de las agresiones machistas.

La noche del martes al miércoles, el «punto morado» instalado junto a la Bretxa permaneció abierto también por la madrugada, después de que EH Bildu y Elkarrekin Podemos denunciaran que la instalación se cerraba a las 22.30.

Verdon, jugador del Alavés

Mientras, en Gasteiz se produjo otra detención por violencia machista que tuvo gran eco al ser el protagonista un jugador del Alavés de Primera División. Se llama Olivier Verdon, tiene 23 años y acaba de llegar al equipo.

Los hechos ocurrieron en un hotel de la capital alavesa pasadas las 12.30 de este miércoles. La Ertzaintza recibió un aviso de que se estaba produciendo un incidente dentro del establecimiento entre un hombre y una mujer. Al lugar se desplazaron patrullas policiales que después de las averiguaciones oportunas detuvieron al futbolista como autor de un presunto delito de violencia de género. Además, a la mujer, que no presentó denuncia contra él, se le han abierto diligencias por un presunto delito de malos tratos. En el atestado, según fuentes de la Ertzaintza citadas por Efe, consta un parte de lesiones presentado por el deportista.

Testigos presenciales de los hechos relataron a la Policía autonómica que Verdon arrastró por el pasillo de las habitaciones a la mujer agarrada por su pelo durante varios metros.

El consejo de administración del Deportivo Alavés emitió una nota de condena de la violencia de género, aunque situándose a la espera de las resoluciones judiciales sobre el caso y ubicándolo en el ámbito «estrictamente personal».

Protesta feminista en Bilbo: 20 imputadas por la Ertzaintza

La Ertzaintza comunicó ayer tarde que ha imputado a 20 mujeres por la protesta realizada a primera hora de la mañana cortando el tráfico en el puente del Ayuntamiento de Bilbo, en protesta por los ataques machistas y con la reciente violación múltiple del Parque Etxebarria como último catalizador.

Integrantes de Bilboko Gazte Sare Feminista cortaron el puente mientras dos mujeres se suspendían sobre la ría. Fueron descolgadas a las 10.30. La Ertzaintza retiró además la pancarta que habían extendido.

Bilboko Gazte Sare Feminista no solo censuró con ello lo ocurrido en Bilbo, sino que mostró su total apoyo a las mujeres agredidas en fiestas de Gasteiz o Donostia, y alertó de paso ante la inminente Aste Nagusia de que «la autodefensa feminista responde con contundencia».

También aprovecharon para criticar las recomendaciones que la Ertzaintza hizo contra las agresiones sexistas, al considerar que únicamente están dirigidas a limitar la libertad de las mujeres. GARA