10/09/2019

Al menos 481 palestinos desplazados por la demolición de sus casas
GARA|RAMAlA

La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, denunció ayer que en lo que va de año ya son al menos 481 las personas desplazadas por la demolición de viviendas palestinas por parte de las autoridades israelíes, frente a las 472 de todo 2018.

«En el territorio palestino ocupado, la continua expansión de las colonias en la Cisjordania ocupada, incluido Jerusalén Este, es ilegal bajo el Derecho Internacional y ha tenido un fuerte impacto en los derechos humanos de los palestinos», remarcó en el discurso inaugural de la nueva sesión del Consejo de Derechos Humanos en la ONU.

Alertó de los «altos niveles» de violencia por parte de los colonos judíos y del «fracaso» de las autoridades israelíes a la hora de garantizar una «protección adecuada» a la población palestina frente a estos ataques.

Llamó también la atención sobre el aumento de la demolición de viviendas bajo el nuevo plan israelí y rechazó «los recientes llamamientos de funcionarios israelíes a la anexión de toda o parte» de Cisjordania.

Asimismo, denunció la muerte de palestinos en las protestas en la valla fronteriza de Gaza.

«En la vasta mayoría de casos en los que mi oficina ha hecho un seguimiento no hemos encontrado ninguna indicación de que los manifestantes representaban una amenaza inminente de muerte o de daño grave para los soldados israelíes», manifestó. Remarcó que las víctimas incluyen a «niños muertos o gravemente heridos por armas de fuego». Según el Ministerio de Sanidad de Gaza, un total 310 palestinos han muerto y 17.000 han sido heridos por fuego israelí en las protestas.