29/10/2019

La Fiscalía relanza la investigación del joven mutilado por la Policía
Maite UBIRIA|BAIONA

El caso del joven baionarra Antoine Boudinet, quien perdió una mano al estallarle una granada GLI-F4 lanzada por la Policía durante una manifestación, el 8 de diciembre de 2018, en Burdeos, ha dado un nuevo giro con la decisión de la Fiscalía General de la capital aquitana de relanzar el caso, archivado en setiembre por el procurador, quien no hizo sino asumir las conclusiones de la investigación llevada a cabo por la «policía de policías», IGPN.

La denuncia presentada por Antoine Boudinet contra el ministro francés de Interior, Christophe Castaner, y el prefecto de Gironde por «mutilación voluntaria» fue archivada el pasado mes de setiembre bajo la excusa de que no se había podido identificar al policía que lanzó la granada lacrimógena GLI-F4 que causó la grave mutilación al joven baionarra afincado en Burdeos.

Ahora la Fiscalía General de Burdeos ha adoptado una decisión del todo inédita y que cobra un valor especial tanto en este caso como también en otros muchos pendientes.

Así lo señaló el propio Boudinet en un mensaje en el que tras felicitar a su abogado, Jean-François Blanco, pide que se preste la misma atención a «todas las violencias policiales».

El joven expresó además su deseo de que, si todo sale bien en su caso, su denuncia se convierta en un precedente para «todos los heridos por las granadas GLI-F4».

La decisión de la Fiscalía General es además una amonestación en toda regla a la decisión de archivo adoptada por el procurador e indirectamente a la investigación.