23/05/2020

Reportaje
 
EL AUTOCINE APARCA EN IRUñEA DURANTE UN MES

Nidco y Golem gestionarán a partir del lunes y hasta finales de junio un autocine en el pabellón de Navarra Arena de la capital vasca. Sesenta vehículos con un máximo de dos ocupantes podrán disfrutar de una amplia cartelera que se renovará cada quince días.

Ibai AZPARREN
0523_eh_autocine

Es evidente que el covid-19 ha hermanado todavía más nuestra relación con el cine. El confinamiento de la población ha llevado a publicar en redes sociales y medios una infinidad de listas sobre películas para ver en la cuarentena y el consumo de plataformas se ha disparado –el número de visionados de películas y series se ha incrementado un 50% en Filmin –, por no hablar de que la pandemia ha hecho realidad el argumento de varios filmes.

No obstante, el covid-19 ha golpeado a una industria del cine que sufre el parón absoluto y las salas han realizado un fundido a negro, a la espera del próximo clak. El autocine que estrenarán el lunes Nicdo y Golem en el pabellón de Navarra Arena de Iruñea es la solución para los nostálgicos de la gran pantalla, por lo menos hasta finales de junio.

«Al final es un poco marcianada, se hace, sobre todo, por mantener viva la llama del cine y por mantener una actividad y ofrecer una alternativa de ocio, porque ahora mismo hay muy pocas fuera de casa», indica a GARA Carlos San Julián, responsable de programación de Golem. Cada semana se ofrecerán diferentes sesiones, con un cartelera que variará cada 15 días, y el aforo para cada una de ellas será de 60 vehículos con un máximo de dos ocupantes, respetando todas las medidas de higiene y seguridad. Por tanto, no podrán acceder personas con fiebre o síntomas respiratorios o aquellas que se encuentren en aislamiento o cuarentena.

«No nos vamos a poder bajar del coche y no pueden ir cuatro personas en su interior, porque la gente de atrás no va a ver. En principio, esa premisa nos hace descartar películas infantiles», explica San Julián, por lo que, por ahora, pondrán películas «que se quedaron a medio explotar cuando cerramos los cines el día 13 de marzo, algunos títulos que estaban en cartel y que estaban gustando».

De lunes a domingo se celebrarán dos sesiones: a las 17.00 horas y a las 20.30 horas. Se ha dado mucha importancia a la variedad de la programación y, por ello, San Julián destaca que en la primera sesión de la tarde la cartelera acogerá todo tipo de películas avaladas por una buena crítica, «un cine más cuidado», mientras que a las 20:30 se proyectarán filmes «más comerciales» que acababan de ser estrenados poco antes del cierre de las salas. Además, la segunda sesión de los jueves se reserva para películas míticas de la historia del cine.

Una escenografía completa

La entrada al recinto comenzará una hora antes de cada sesión, con acceso desde la calle Eladio Cilveti. Para la asignación de plazas en el interior, el personal encargado marcará la ubicación dependiendo del momento de llegada y el modelo del vehículo. Una vez dentro y con el motor apagado, los espectadores podrán disfrutar de la película sintonizando la frecuencia FM 102.1. Sin embargo, San Julián añade que, al ser un espacio cerrado, «se puede sonorizar, por lo que va a haber sonido en la propia sala».

La venta de entradas se realizará por Internet y el precio será de 10 euros por vehículo, independientemente de si los espectadores son uno o dos. En caso de quedar entradas sin vender a través de la plataforma online, podrán adquirirse en el mismo acceso al recinto por orden de llegada.

Una vez dentro, el conjunto resultante de elementos que conformarán la escenografía del autocine poco tendrán que envidiar al del cine convencional. Además del audio y una gran pantalla, contará con el aperitivo de maíz que lleva décadas acompañando al espectador en las salas: las palomitas. «Habrá palomitas. Va a haber un teléfono para hacer pedidos por WhatsApp, se podrá pedir comida y bebida y se entregará en el propio coche», detalla San Julián.

El día de estreno únicamente habrá una sesión, a las 20.30, y ha sido reservada a los profesionales sanitarios. A partir del lunes, se podrá disfrutar del primer modelo posible de cine ante las medidas para evitar la propagación del covid-19. “Especiales”, “The Gentelment” y un clásico imperecedero como los “Los Goonies” debutarán en la primera semana del autocine de Iruñea.