06/08/2020

Más de trescientos positivos en una jornada con repuntes generalizados

Los casos de covid-19 mantienen su tendencia al alza, no de forma fulgurante, como ocurrió en marzo, sino con dientes de sierra que no ocultan un crecimiento sostenido. Ayer se superó, por primera vez en tres meses, el listón de los trescientos positivos, aunque Nafarroa mostró síntomas de mejora con menos afectados respecto a la semana anterior.

Iker BIZKARGUENAGA|BILBO
0806_eg_pentsiodunak

Por primera vez en más de tres meses, Hego Euskal Herria ha superado la barrera de los trescientos positivos por covid-19 en 24 horas. En concreto, ayer se reportaron 311 casos, en lo que supone subir un nuevo escalón en los rebrotes iniciados hace un mes, que, aun en forma de dientes de sierra, muestran una preocupante tendencia al alza.

Porque, más allá del número redondo, los datos de la incidencia del coronavirus fueron bastante malos ayer, quizá con la única excepción de la cifra de afectados en Gipuzkoa, donde llevan cuatro días con apenas variaciones, en torno a veinticinco (26 en el último recuento). Por contra, tanto Bizkaia como Araba mostraron un importante repunte, especialmente en este herrialde, que pasó de catorce positivos el lunes a 58 el martes, y también se informó de una subida en el número de contagios en Nafarroa, de 59 a 70.

Además, Osakidetza informó del fallecimiento de dos personas a causa de esta enfermedad durante la semana pasada.

Gasteiz, casi medio centenar

Bilbo, una vez más, presentó los peores datos, con 91 nuevos casos detectados el martes, lo que eleva a 510 la cifra de positivos por PCR en una semana. El mayor salto, sin embargo, se produjo en Gasteiz, con 47 afectados frente a los doce del lunes. Además, hasta diez municipios alaveses sumaron nuevos casos, a diferencia de lo ocurrido el día anterior, cuando solo Laudio acompañó a Gasteiz en esa lista.

Además de Bilbo, en Bizkaia sobresalen los datos de Barakaldo, con diez nuevos positivos, y Basauri, con ocho, seguidos por Portugalete (7), Erandio (6), Getxo (5), Mungia (4) y Gernika (3).

En Gipuzkoa, Donostia sumó ocho positivos más, por cuatro Elgoibar, y Lazkao y Oñati dos cada uno. Eibar, uno de los principales focos hace pocas semanas, solo cuenta un nuevo caso, igual que Ermua, que compartió brote con su localidad vecina.

En Nafarroa, por su parte, el Gobierno informó de que Iruñerria concentra el 45% de los 70 casos detectados el martes, seguida por el Área de Salud de Tutera (siete zonas básicas de la Ribera), que supone el 37%, como zonas con mayor afección.

En ese herrialde, aunque también se produjo un repunte respecto a los datos de la víspera, el informe semanal difundido por el Ejecutivo revela lo que podría ser un cambio, ya que frente a los seiscientos positivos contabilizados la semana anterior, en la última semana apenas se han alcanzado cuatrocientos, una bajada que se ha hecho notar sobre todo en la franja de edad entre 15 y 34 años, la más golpeada por los rebrotes estivales. Habrá que ver si se consolida.

Al respecto, en el informe, el Instituto de Salud Pública y Laboral dice que «tras una fase de mínima transmisión del virus, ha habido un aumento importante de la incidencia a partir de la segunda quincena de julio», aunque añade que en esta última semana ese repunte «ha comenzado a disminuir, aunque no de manera definitiva». También señala que entre el 60-65% de los positivos «son contactos de otros casos» y que «se ha hecho un número muy importante de PCR y de identificación y seguimiento de contactos estrechos», de modo que «la mayoría de los casos tienen un origen conocido y se agrupan en brotes que están siendo controlados».

Nuevas restricciones horarias

Respecto a los focos activos, el informe indica que el brote que surgió en la primera quincena de julio en Iruñea, en relación con las ‘No fiestas de San Fermín’ y afecta a 224 personas, «está en fase de remisión», pero admite que «ha costado un gran esfuerzo su control». En este sentido, cree que «además de en otros ámbitos, se necesita prevenir nuevos brotes en relación a ‘No fiestas’ de las localidades».

Precisamente, el director general de Salud, Carlos Artundo, anunció ayer que se ha decidido restringir todavía más el horario de cierre de bares, restaurantes y demás locales de ocio porque, a pesar de que ya se había reducido con anterioridad a las dos de la madrugada, «sigue habiendo contagios». Esta nueva limitación, apostilló, se ha adoptado en vista de que se aproxima una época de fechas festivas.

La resolución entra en vigor hoy y supone también que no está permitido el consumo de alcohol en lugares públicos a partir de esa misma hora.

Sobre esas jornadas de ‘no fiestas’, Artundo pidió que se eviten las celebraciones que agrupen a muchas personas, como banquetes, bodas o barbacoas, e instó a la ciudadanía a que no se lleven a cabo reuniones de más de ocho o diez personas «para minimizar los riesgos».

Además, anunció que mañana se levantarán las medidas de restricción aplicadas en Mendillorri desde hace quince días a raíz del brote que ha afectado a más de 200 personas. Añadió que se ha tomado esta decisión después de que los datos de un informe específico realizado en la zona haya arrojado que la tendencia es positiva y que es factible levantar las restricciones.

En la misma rueda de prensa, el director general de Agricultura, Ignacio Gil, informó que Nafarroa hará pruebas PCR a todos los trabajadores que se desplacen desde otros territorios del Estado u otros lugares para trabajar en las campañas agrícolas. A su vez, las personas empleadoras deberán suscribir una «declaración responsable» que «garantice las adecuadas condiciones sanitarias y laborales, así como la veracidad de los datos». Así se establece en la resolución que está ultimando la Dirección General de Salud y que entrará en vigor la próxima semana.

 

Cita entre pensionistas y Fiscalía para denunciar las «negligencias»

El Movimiento de Pensionistas de Bizkaia se concentró ayer frente al Palacio de Justicia de Bilbo para dar a conocer las gestiones realizadas en la Fiscalía Superior de Justicia del País Vasco sobre las «graves consecuencias» de la pandemia de covid-19 en residencias y servicios de dependencia. Representantes del Movimiento de Araba y Gipuzkoa se unieron a la concentración.

Según explicaron los portavoces Xabier Isasa y Juan Antonio Armentia, tienen pendiente una reunión con la fiscal superior de la CAV para el próximo 7 de setiembre, fecha en la que le entregarán en mano un informe en el que han reunido «negligencias» ocurridas en las residencias de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa durante los últimos meses, y con el que esperan que la Fiscalía abra «las diligencias oportunas».

El documento recoge informaciones de medios de comunicación, familiares de residentes, las consejerías de Sanidad y Bienestar, las diputaciones y representantes de los trabajadores sociosanitarios, detalla distintos casos por cada herrialde, y reúne una información común para la CAV.

Desde el Movimiento de Pensionistas, que el 29 de junio mantuvo una reunión con el secretario general del Ararteko, a quien también entregaron una copia del informe, señalaron que «desde el inicio nos mostramos muy preocupados por la pandemia, porque afectaba principalmente a las personas mayores», y explicaron que «el 38% de los fallecidos en la CAV por coronavirus eran usuarios de residencias».

Además, dijeron que la pandemia ha tenido mucha afectación tanto en residencias públicas y privadas como en centros de día y ayuda a domiciliaria, servicios que se han visto reducidos.

Los pensionistas, que el día 24 volverán a movilizarse por unas pensiones dignas, se mostraron convencidos de que «ha habido delito», ya que dan «crédito» a los testimonios recogidos en el informe. «Estamos con personas que no pueden salir de la residencia, y que solo pueden recibir la visita de un mismo familiar únicamente dos veces por semana. Nos parece un atentado contra los derechos humanos de esas personas», valoraron.Marcel PENA

DOS FALLECIDOS


Osakidetza informó ayer del fallecimiento de dos personas por covid-19 durante la semana pasada. Además, un centenar de afectados por el virus permanecían ayer hospitalizados en Hego Euskal Herria.

DISCOTECA FEVER


El cribado que se está haciendo entre asistentes a la discoteca Fever de Bilbo ha aflorado doce nuevos positivos, de modo que ya son 18 los vinculados a este local. Por su parte, los test realizados el martes a la clientela del batzoki de Erandio Goikoa, otro foco reciente, dieron negativo.

310 ENTRE VISITANTES


Desde que se abrió el tránsito entre comunidades, y después con otros Estados, Osakidetza ha ido informando de los casos detectados en personas que no residen en la CAV. No son muchos diarios, pero en total ya suman 310 positivos, 49 de ellos la semana pasada y cinco entre el lunes y el martes.