13/11/2013

Reclaman al Parlamento navarro que se pare el recrecimiento del embalse de Esa

Martxelo DÍAZ
Campaña. Los opositores al recrecimiento de Esa anunciaron que pondrán en marcha una campaña durante los próximos meses y no descartan adoptar medidas judiciales contra el proyecto.

Representantes de Yesa+No/Lanak Gelditu, Asociación Río Aragón y URA-Nueva Cultura del Agua entregaron ayer a los grupos parlamentarios navarros un manifiesto en el que reclaman la paralización de las obras de recrecimiento del pantano de Esa ante la constatación de que suponen un peligro para los vecinos de la zona y no están justificadas «ni económica, social ni medioambientalmente».

Belén Ausejo, portavoz de URA-Nueva Cultura del Agua, explicó que el manifiesto que entregaron ayer en el Parlamento navarro se base en las conclusiones de las jornadas que celebraron recientemente en Zangoza, en las que expertos de reconocido prestigio pusieron en cuestión la viabilidad del recrecimiento de Esa.

En esas jornadas se destacó que persisten los graves problemas de seguridad debido a los deslizamientos y que se trata de un proyecto sin transparencia y con intereses ocultos, ya que el argumento de que servirá para incrementar el regadío en la Bardena aragonesa no se sostiene porque existe un cuello de botella en el actual Canal de Bardenas que no permite incrementar el flujo de agua. No hay planes para aumentar las dimensiones del canal.

Asimismo, también se destacó que el proyecto de recrecimiento es «un despropósito económico, social y ambiental», ya que el presupuesto ha pasado de los iniciales 109 millones a los más de 350 millones, sin justificaciones y mientras se producen recortes en educación, sanidad y servicios sociales.

Junto a ello, se subrayó que existen alternativas que compaginan la seguridad con los usos del actual embalse con costes notablemente inferiores a los que están suponiendo el recrecimiento.

Por ello, reclaman que se paralice el proyecto de recrecimiento, que no se permita el llenado del embalse por encima de una cota segura, que se realicen estudios independientes como han pedido los ayuntamientos de la zona y el mismo Parlamento navarro y que se estudien las alternativas.

Iker Aramendia (Yesa+NO/Lanak Gelditu) denunció que «la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) miente», ya que prometió que frenaría los deslizamientos, pero se siguen registrando y los vecinos siguen sin poder acceder a 51 viviendas que desalojaron en febrero.

Luis Solana (Asociación Río Aragón) recordó que hace quince años se intentó justificar el recrecimiento con el argumento de que serviría para suministrar agua de boca a Zaragoza, pero el Ayuntamiento de la capital aragonesa acaba de reconocer que el agua de Esa es de peor calidad y más cara que la que recibe del Canal Imperial, y destacó que este proyecto solo se justifica por los trasvases.