NAIZ

El jefe de la Gendarmeria saharaui muere en un ataque con dron del Ejército marroquí

Adah el-Bendir, jefe de la Gendarmería saharaui, ha muerto en un ataque marroquí cerca del muro de separación sobre el que el Frente Polisario lleva a cabo sus operaciones. El Polisario ha señalado que El Bendir ha muerto en territorio liberado del Sahara Occidental tras una ataque contra el muro.

El jefe de la Gendarmería saharaui, al volante de un vehículo. (Andoni LUBAKI)
El fallecido jefe de la Gendarmería saharaui, Adah el-Bendir, al volante de un vehículo. (Andoni LUBAKI)

El jefe de la Gendarmería saharaui, Adah el-Bendir, ha muerto en las últimas horas en un ataque de las fuerzas marroquíes en uno de los puntos del muro de separación construido por Rabat en el Sahara Occidental.

Según fuentes de seguridad saharauis, El Bendir »cayó como mártir y con honor cuando combatía a las fuerzas ocupantes en la zona liberada de Rouss Irni», próxima a la ciudad de Tifariti, principal base y centro de operaciones militares del Frente Polisario.

El oficial, nacido en 1956 y que se incorporó al Frente Polisario en 1978, fue alcanzado por el disparo de un dron tras liderar una incursión a través del muro de segregación, ha añadido.

«Adah el-Bendir acababa de participar en un ataque en la zona de Bir Lehlou contra el muro. Unas horas más tarde, a unos cien kilómetros del lugar del ataque a los marroquíes, un dron mató al jefe de la gendarmería en la región de Tifariti. Murió en territorio saharaui liberado», han explicado fuentes del Frente Polisarioi.

«Esta es una prueba más de que existe una guerra intensa en la zona y de por qué Marruecos está empeñado en negarla», ha subrayado fuente saharaui.

Un foro militar marroquí lo confirma

Marruecos no ha confirmado ni desmentido el ataque, como tampoco lo ha hecho en ocasiones anteriores cuando el Frente Polisario ha informado de bajas marroquíes en los combates.

Sin embargo, el Far-Maroc Forum, una página de Facebook no oficial de las fuerzas armadas marroquíes, ha afirmado que «varios elementos destacados» del Polisario, incluido el jefe de la gendarmería, murieron tras una operación del Ejército marroquí que había detectado «movimientos sospechosos de los líderes del Polisario dentro de las zonas tapón».

Brahim Ghali, el líder del movimiento independentista sobrevivió a la operación marroquí, ha añadido sin más detalles este foro militar.

La situación en la antigua colonia española es de alta tensión bélica desde que el pasado 13 de octubre fuerzas armadas marroquíes penetraran en el paso de Guerguerat, que separa Mauritania del territorio ocupado por Marruecos en 1975, para desalojar a un nutrido grupo de saharauis que habían acampado en la pista para interrumpir un tránsito de mercancías por la zona que el Polisario denuncia como ilegal.

Apenas 24 horas después de la ofensiva, el secretario general del Frente Polisario y presidente de la República Árabe Saharahui Democrática (RASD),Brahim Ghali, aseguró que la intervención marroquí suponía una violación del alto el fuego y consideró rota la tregua firmada en 1991.

Un día más tarde, anunció el inicio de acciones bélicas a lo largo del muro levantado por Marruecos en medio del desierto, que según los saharauis se repiten a diario desde entonces y que Rabat ni siquiera comenta.

El finales de enero, y ante el silencio de Marruecos, la RASD anunció que el Ejercito saharaui se preparaba para «ampliar el alcance de sus operaciones militares, desde el sur de Marruecos al sur del Sahara Occidental, para cubrir todos los sectores y defensas enemigas».

A la tensión bélica se ha unido en las últimas semanas la tensión política, fruto de la decisión del anterior presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de reconocer la soberanía marroquí sobre la antigua colonia española a cambio de que Rabat estableciera relaciones con Israel.