Carta al señor Rementeria, diputado general de Bizkaia

Lo único que le pido es lo mismo que usted nos pide a nosotras, profesionalidad y compromiso, cosa que debería de poner en práctica con las ratios.

31/03/2020

A mi «compañero de equipo» (como él nos llama desde la pandemia del coronavirus) diputado general de Bizkaia Unai Rementeria Maiz.

Soy auxiliar de clínica, gerocultora desde hace 21 años. Trabajo en una residencia muy grande (la más grande de Bizkaia) y no se por donde empezar. Creo que estaría bien definiendo la palabra «compañer@»: persona que comparte con otra su estancia en un lugar, los estudios, un trabajo, o la practica de un deporte o actividad. En el contexto en el que ha escrito su carta... podría denominarnos de muchas diferentes formas pero compañeras o compañeros... permita me que me replante su capacidad de redacción.

La mía quizás también sea muy limitada, pero como en el año 2016 comenzamos una huelga las trabajadoras de residencias del sindicato ELA, ese sindicato del que su jefe Ortuzar se avergonzaba, en la que fui una parte muy activa con el resto de mis compañeras de otras muchas residencias y del mismo sindicato (ELA por si no ha prestado mucha atención al leerlo lo vuelvo a recalcar), las palabras me salen solas.

Hacíamos movilizaciones semanales por toda la capital vizcaina, hasta la sede de la Diputación Foral de Bizkaia y la sede del Gobierno Vasco,(seguro que se acuerda porque su nombre era el mas aclamado por esa «marea verde» que resistió en la calle 378 días). Las reivindicaciones mas sonadas eran «¡Rementeria no mas mentiras!», «¡No tenemos manos para tanto trabajo!» y «¡Nosotros les cuidamos vosotros les cobráis!».

¿Ahora se da cuenta usted señor Rementeria que es el sector mas vulnerable y débil en cuanto a salud se refiere? ¿Ahora se da cuenta de que acusan la soledad porque no pueden visitarles sus familiares y nosotras somos su «todo»? ¿Ahora se da cuenta que estamos en primera linea repartiendo cuidado y cariño? ¿Ahora se da cuenta que estar en primera linea no es solo por el covid-19?

Solo puedo decir algo que me decía mi amama: «ay cariño, la ignorancia es la madre del atrevimiento» y... una de dos o usted señor Rementeria es un ignorante (cosa que no creo), o es una marioneta (una de esas que dijo usted que eramos en manos de nuestro sindicato ELA cuando estábamos en huelga ¿se acuerda?). Pues una de esas marionetas es usted en manos del partido al que pertenece, y le han mandado hacer esa «cartita» de «bien queda» con fines electoralistas.

Han pasado los años desde entonces y seguimos sin aumentar las ratios (algo vital para la atención a este colectivo que parece ser, cada 4 años coincidiendo con las elecciones políticas le preocupan tanto a usted y a las personas con las que gobierna).
No se preocupe que en breve nos volveremos a ver las caras porque en el 2020 se termina el convenio y ahí se vera todo lo que le importamos las trabajadoras de residencias y nuestros abuelos y sí, digo «nuestros» porque lo son, todos y cada uno de los días del año que vamos a cuidares, a quererles, a mimarles, a alimentarles, a asearles, a acostarles. Cosa que si usted fuese mi compañero también haría, pero como no lo es, solo utiliza la palabrería.

Lo único que le pido es lo mismo que usted nos pide a nosotras, profesionalidad y compromiso, cosa que debería de poner en práctica con las ratios.
Le esperamos en breve (con esa actitud tan positiva de reconocimiento hacia este colectivo tan importante y cada vez más necesario para esta sociedad en la que vivimos) aunque haya pasado la epidemia del covid-19 para que se tome muy en serio nuestras reivindicaciones de las ratios o tendrá que volver a escuchar uno de nuestros eslóganes por excelencia:
¡Rementeria, no mas mentiras!