Escuela pública vasca: tenemos el profesorado más envejecido de todo el Estado y de la UE

El problema va a seguir creciendo: el ratio de envejecimiento disparándose, extendiéndose un ambiente de desgaste, ampliándose la brecha generacional y aumentando el malestar entre los docentes al echarse en falta una intervención decidida por parte del Departamento de Educación en la elaboración y ejecución de un plan de regeneración de plantillas.

13/07/2020

Desde el colectivo de docentes de la enseñanza pública Guztiok 60rekin, que cuenta con un respaldo cercano a las 11.000 firmas, nos dirigimos a la opinión pública para compartir la situación en la que se encuentra la escuela pública vasca. Nos preocupa el deterioro de la calidad de la enseñanza debido a la falta de previsión en relación al envejecimiento de su plantilla, así como, a la falta de voluntad para solucionar el problema por parte de la Consejería de Educación.

Según el informe publicado por la propia Consejería de Educación de la Comunidad Autónoma Vasca, en Junio de 2019, más del 51% de la plantilla superaba los cincuenta años, con un porcentaje del 3% para el profesorado menor de treinta años.

La OCDE recomienda que por cada profesor menor de treinta años, haya dos profesores mayores de cincuenta años. En nuestro caso, por cada profesor menor de treinta años tenemos diecisiete profesores y profesoras mayores de cincuenta. Es importante el profesorado con experiencia siempre que se  garantice el relevo generacional.

En nuestra comunidad la gran mayoría del profesorado de la enseñanza pública  no puede acceder a una jubilación voluntaria como ocurre en el resto del Estado que lo hace a partir de los 60 años.

Es una profesión que exige estar al máximo de facultades psicofísicas, al igual que ocurre con otras como policías, bomberos etc., que sí pueden acogerse a este tipo de retiro.

Ante este despropósito, desde el colectivo, Guztiok 60rekin, hemos intentado reunirnos con responsables de la Consejería de Educación (hasta en tres ocasiones) para tratar de abordar este tema y buscar soluciones. Seguimos esperando una respuesta.

Con quien sí nos hemos reunido ha sido con todos los sindicatos y todos los partidos del arco parlamentario. Además, el 18 de diciembre de 2019 acudimos a una comparecencia en la Comisión de Educación del Parlamento Vasco.

Desde los diferentes sindicatos han visto la necesidad de afrontar el problema para dar respuesta al envejecimiento de la plantilla. Como hemos dicho, esta situación es única en todo el Estado y sólo en la escuela pública vasca.

También, desde los diferentes partidos, en general, lo han visto como un problema a tratar y al que hay que dar soluciones adecuadas. Sin embargo, quienes han tenido posibilidad de afrontar el problema, hacen una valoración que se queda en el ámbito pecuniario. «¿Cuántos profesores están en esa situación y cuánto puede costar su jubilación? No hay dinero para ello». Entiéndase, no hay dinero para ello en la escuela pública ¿Por qué sí hay dinero para la Enseñanza concertada?

En plena pandemia del covid-19, el 26 de Mayo de 2020, supimos de la inyección de dinero público, 8.400.000 euros, que el Departamento de Educación destinará al mantenimiento del empleo y al rejuvenecimiento de la plantilla de los centros concertados. Inversión muy valorada públicamente por responsables del Departamento, por lo que supone el hecho de renovar la plantilla docente. ¿No merece el mismo trato el alumnado de la escuela pública? No debemos olvidar el papel esencial de los servicios públicos, garantes de la oportunidad de acceder a una educación de calidad, pública y gratuita. Igualdad de oportunidades para todos y todas.

Mientras tanto, el problema va a seguir creciendo: el ratio de envejecimiento disparándose, extendiéndose un ambiente de desgaste, ampliándose la brecha generacional y aumentando el malestar entre los docentes al echarse en falta una intervención decidida por parte del Departamento de Educación en la elaboración y ejecución de un plan de regeneración de plantillas.

Y todo ello, sin duda alguna, va a repercutir en el clima y funcionamiento de los centros de enseñanza, y, en consecuencia, también en la experiencia educativa de los alumnos. Es por lo que, con este escrito, emplazamos a los futuros responsables del Departamento de Educación a que no dejen que los problemas se solucionen solos, y a que actúen pensando en cómo beneficiar  a la comunidad educativa de nuestra escuela, para lo que va a poder contar también con la colaboración de este colectivo de docentes.

¡Por una Escuela Pública Vasca de calidad!

Artículos
Iñaki Egaña
15/08/2020
Ane Rotaetxe, Idoia Irastorza, Nerea Olaziregi*
15/08/2020
Cosme Naveda
14/08/2020
Alberto Urteaga, Amaia Leranoz, Lydia Almirantearena, Inés García, Jesús García, Verónica Oliver y Elena Vizcay
14/08/2020
Cartas
Edorta Agirre
14/08/2020
Fermin Zabaltza Aleman | Administrazioan Euskaraz Taldea
13/08/2020
Eugenia Etxebeste Fuldain | Hernani
12/08/2020
Juan José Dapousa Garma | Bilbo
12/08/2020