Miembro de la Plataforma AP-8 Peajerik Ez
Penitencia infinita

Todos ellos se muerden la lengua con tal de seguir manteniendo el cargo, y nos siguen aplicando unos peajes injustos, discriminatorios y contrarios a la normativa europea, como ya ha sucedido hace no mucho tiempo con el peaje que han querido imponer en la N-1 en Guipúzcoa.

14/05/2018

El pasado sábado 5 de mayo tuvo lugar en la localidad burgalesa de Briviesca un reunión de la Unión de Plataformas por la Liberación de las Autopistas de Peaje (UPLA).

La brutal discriminación de todos los afectados por el pago de estos peajes, así como el riesgo y la seguridad vial de las vías alternativas fueron el denominador común de esta reunión de plataformas.

Todas las plataformas allí presentes coincidían en la discriminación que sufren aquellos territorios que soportan estas autopistas de peaje en diferentes puntos del Estado, así como la alteración y el perjuicio que supone su existencia sobre la seguridad vial en las vías alternativas con numerosísimas víctimas mortales y sus consecuencias en la población local.

Todas las plataformas reivindicaron la seguridad vial por encima de criterios puramente económicos, ya que la seguridad no es un lujo que hay que pagar, sino un derecho.

Hay algunos casos en los que la concesión está a punto de concluir este mismo año como puede ser el caso de la AP-1 en noviembre, AP-7 entre Tarragona y Alicante y la AP-4 Sevilla-Cádiz ambas en 2019 y otras como el caso de la AP-6 en Ávila que ya ha concluido en enero de este año, y la AP-8 que ya concluyó en 2003, con lo que nos llevan ya durante más de 15 años tomándonos el pelo.

Con datos como estos, nos damos cuenta de que habiendo autopistas de peaje que hace tan solo unos meses que acaba de terminar su concesión, y otras que incluso aún siguen en concesión, aún así, todos aquellos ciudadanos y vecinos afectados ya están pidiendo y reclamando a sus autoridades competentes, la total liberación de estos muros llamados peajes.

En algunas zonas con menos recursos y con menos población, incluso más de uno pudiera llegar a pensar que solamente son un grupo de cuatro amigos a los que no hace caso nadie, pues nada más lejos de la realidad, pues a diferencia de aquí (Bizkaia), allí son recibidos y escuchados, y no sólo eso, sino que además cuentan con el apoyo de sus autoridades municipales, pues en ayuntamientos como el de Briviesca podemos todos comprobar cómo luce en su balconada una pancarta reivindicativa a favor de la seguridad vial y en contra de los peajes.

Por muy triste que parezca, nos llevan años luz, buena prueba de ello es que aún faltando meses e incluso en algunos casos más de un año para que acabe la concesión, esta gente, ya están trabajando y luchando sin desmayo para acabar con esta discriminación, mientras que aquí seguimos sometidos a una «penitencia infinita» que comenzó en el año 2003, que la llevamos sufriendo durante más de 15 años, y que aún no sabemos nadie cuando se va acabar.

Con una nula implicación y una total falta de voluntad de las instituciones por tratar de buscar una solución, sin dar respuesta a ninguna reclamación ni petición formal para hablar con ellos y haciendo una y otra vez hacer oídos sordos a las protestas y reivindicaciones de sus ciudadanos y vecinos, ellos de ninguna manera quieren oír este tipo de ruidos, y el único ruido que si que quieren seguir oyendo es el de sus cajas registradoras.

A ver si alguno de nuestros diputados, por muchos estudios que tenga, nos puede explicar cual es la diferencia entre el mantenimiento de la A-8 entre Muskiz y Usánsolo y el mantenimiento de la AP-8 entre Ermua y Usánsolo. ¿Cuál es la diferencia...? ¿Qué es lo que ocurre...? ¡Resulta que el asfalto y la pintura es más cara en el tramo de Ermua a Usánsolo que de Muskiz a Usánsolo…! ¿Quién puede entender esto…?

De la misma manera que tampoco nadie podría entender que aquella persona que realice y presente su declaración de renta (IRPF) en Balmaseda, Muskiz, Getxo o Munguía, le dé a devolver más dinero que si la hace en Ermua, Durango, Iurreta o Amorebieta… Pero esto mismo sí que ocurre cuando en cualquiera de los municipios como Balmaseda, Muskiz, Getxo y Munguía se desplazan con su vehículo a Bilbao por sus vías rápidas, ninguno de ellos tiene que pagar por ese desplazamiento, en cambio sí se desplazan desde Ermua, Durango, Iurreta o Amorebieta, pues les toca aflojarse el bolsillo. ¿No somos todos los vizcainos y vizcainas iguales...?

Además con el agravante, que cualquiera de esas infraestructuras citadas anteriormente, son todas posteriores a la AP-8 y no han sido nunca entregadas en concesión desde su inauguración y jamás se ha cobrado ni un solo céntimo, cuando resulta que la AP-8 lleva ya 15 años pagada y amortizada... ¿Por qué no se les ha ocurrido cobrar y poner un peaje a las infraestructuras nuevas hasta amortizarlas y haber dejado la que ya está pagada libre…? ¿Qué es lo que ocurre… que siempre acabamos pagando los mismos...?

Por supuesto, que no queremos decir con esto que los demás tengan que pasar por caja, sino que también queremos disfrutar nosotros de poder ir a Bilbao por nuestra vía rápida al igual que el resto de Bizkaia de una manera segura y sin tener que tener que pagar ningún tipo de peaje, y más aún, cuando ya la tenemos pagada.

Tanto nuestros diputados así como sus alcaldes nacionalistas siguen una y otra vez enquistados y tratando de defender lo indefendible, pues no se pude entender como una alcaldesa como la de Durango pueda estar de acuerdo con que sus vecinos sigan pagando algo que ya está pagado, como puede estar de acuerdo que toda aquella gente que desee visitar Durango elija otros destinos, con el perjuicio que ello supone tanto al turismo como a los propios comercios del municipio y como puede estar de acuerdo que sus vecinos sigan circulando por una vía insegura y tercermundista, cuando en todo el resto de Bizkaia circulan por vías rápidas y sin tener que pagar ningún tipo de peaje.

Está claro que todos ellos se muerden la lengua con tal de seguir manteniendo el cargo, y nos siguen aplicando unos peajes injustos, discriminatorios y contrarios a la normativa europea, como ya ha sucedido hace no mucho tiempo con el peaje que han querido imponer en la N-1 en Guipúzcoa.

Recordarles una vez más que ellos han sido elegidos para defender los intereses de toda aquella gente a la que representan, y desde nuestra Plataforma AP-8 Peajerik EZ decirles que al igual que ya ha sucedido en Briviesca y en otros municipios del estado, que no vamos a parar hasta conseguir ver tanto en la balconada del Ayuntamiento de Durango como en el resto de ayuntamientos de la zona una pancarta a favor de la seguridad vial y en contra de los peajes...

Artículos
Álvaro Cía
17/10/2018
Ainhoa Larramendi Muxika
17/10/2018
Koldo Camón Erostarbe
17/10/2018
Iulen Lizaso Aldalur
17/10/2018
Cartas
Josu Jimenez Maia | Idazlea
17/10/2018
Javier Orcajada del Castillo
17/10/2018
Miguel Sagarribay | Arabako Pentsionistak Lanean
16/10/2018
Íñigo Jaca, Silvia Navarro | AFPERV
16/10/2018
Últimos posts
Martin Garitano
16/10/2018
Martin Garitano
15/10/2018