Sea sincero por favor

Si la papeleta A sale mayoría, la guerra está perdida para todos. Si sale la papeleta B, el país volvería a la misma situación de normalidad democrática (no digo sociopolítica) que precedía a la guerra civil, equiparándonos en forma de gobierno a los países vecinos y mayoría de países europeos. ¿Donde está la dificultad para hacerlo efectivo?

11/09/2018

«Si hace siglos París bien le valió una misa a un aspirante al reino de Francia, hoy bien nos puede valer Cataluña a cambio de una república nueva, con más motivo y, para muchos, con todo el gusto del mundo».

Con esta frase, el analísta político independiente Domingo Sanz cerraba su ingenioso artículo titulado: "Una encuesta por sorpresa sobre República o Monarquía". La raíz y razón de ser de la encuesta era básicamente resolutiva de un mismo plumazo, para dos cuestiones de peso irresueltas en los 40 años de transición y que hoy vienen exacerbando los ánimos de la sociedad catalana y de cada vez mayor parte del resto de la ciudadanía.

Para una puesta al día, dos premisas precedían a las también dos preguntas: 1) «Muchos catalanes quieren decidir mediante un referéndum si siguen perteneciendo a España, o si se constituyen en república independiente» y 2) «Muchos catalanes que quieren que Catalunya sea independiente podrían cambiar de opinión si España fuera una república en lugar de una monarquía».

En una reciente conferencia en el Palacio Miramar dentro de los Cursos de Verano organizados por la EHU-UPV, la psicóloga y educadora emocional Begoña Ibarrola nos recordó una frase de Einstein: «La locura no es mas que la acción de hacer siempre lo mismo esperando resultados diferentes»... ¿y que es no hacer siempre lo mismo dentro de un contexto de beligerancia política eterna como se da en este país hoy entre Cataluña y el Gobierno central?

«No dudes en perder una batalla si ello te lleva a ganar la guerra». Estimar los logros, al actuar en coherencia con la frase es un privilegio destinado solo a valientes mas que a políticos comerciantes, eternizados en discusiones de «rotonda» sin salida ni avance aparentes... entretando la gasolina sube y la electricidad un 12,4% también en agosto, alcanzando el 24% de subida en solo una año para situarnos con el Kw/h mas caro de Europa con miles y miles de ciudadanos dependientes aún sin asistencia...

Para materializar las dos premisas, proponía que toda la ciudadanía española votara para lo catalán, introduciendo en la urna una de las dos respuestas: Papeleta A: Quiero que España siga siendo una Monarquía a riesgo de que Cataluña se declare un estado independiente a todos los efectos. Papeleta B: Quiero que España se convierta en una República y Cataluña sigue formando parte de España.

Si la papeleta A sale mayoría, la guerra está perdida para todos. Si sale la papeleta B, el país volvería a la misma situación de normalidad democrática (no digo sociopolítica) que precedía a la guerra civil, equiparándonos en forma de gobierno a los países vecinos y mayoría de países europeos. ¿Donde está la dificultad para hacerlo efectivo? Sean sinceros por favor y no nos hagan trampas también con esto, pues nos va mucho en ello, no con Cataluña sino con el sentir y el derecho igualitario ciudadano.

Aquí apelo a la responsabilidad y valentía de los partidos que posibilitaron el gobierno del PSOE votando a favor de la destitución de Mariano Rajoy a través de una moción de censura, para exigir al presidente Sanchez más audacia y prontitud con los temas pendientes más urgentes y determinan nuestro día a día, ya que la «valentía» mostrada ante la decisión de exhumar los restos del dictador, aunque inédito ¡después de 43 años!, no deja de ser un señuelo operativo sin mayor transcendencia social que la que le quieran dar ciertos medios y grupúsculos nostálgicos... estaba cantado y es un problema intemporal.

Por contra, Cataluña canta y España no levanta, para ir quedando atrás en el escenario europeo político, judicial y democrático. La monarquía huele tanto como la judicatura, la economía se arruga, el paro se agiganta, la usura bancaria como la basura crecen a la par que la elusión fiscal, impunidad y anonimato de los defraudadores. Todo ello, sumado a la obesidad insitucional política, funcionarial y factura militar y eclesial, obliga a llorar de impotencia hasta el exceso del suicidio y sangrar y sudar mas de lo necesario, a una ciudadanía, que lejos de sintonizar con estos estamentos desafectos, los hacen merecedores del mayor de los desprecios posibles porque el país ya no da mas de si, y o se reinventa o se desangra gota a gota, golpe a golpe, deuda a deuda...

Desafecto progresivo hasta el desprecio, al percibir la esclavitud precarizada a la que le someten a: jubiladas, viudas, empleadas domésticas y de hostelería, prostitutas, dependientes, desempleadas, asalariadas temporales, becarias, madres dedicadas al hogar y la crianza... que ante semejante agravio comparativo en privilegios laborales y salariales, reclaman al Sr. Sánchez mayor radicalidad y operatividad «quirúrgica» con los históricos males (arriba relacionados) que vienen desangrando el ánimo y la economía de país... y menos postureo y condescendencia y miedo a molestar a quienes en estas últimas décadas nos han precipitado hacia ese abismo.

Sr. Sanchez, ¿a que obedece el hecho de que una de sus primeras iniciativas al alimón con la ultraderecha «descabalgada», haya sido el reblindaje foral de cargos políticos, cuando somos por mucho el país eurpeo que también en esto nos excedemos del resto... 250.000 aforados, cuando en EEUU, Reino Unido, y Alemania no hay uno solo y quien más se acerca a esa cifra es Francia con 19 seguido de Portugal e Italia que cuentan con su homologo cada uno... y no más?

Sabiendo por experiencia que el abuso privilegiado del aforamiento, lleva a la prevaricación y falta de transparencia, política y judicial como máximos exponentes de esta país ¿cómo es que aún se permite guardar en el anonimato los nombres de la lista de la última amnistía fiscal? Y lo que ya viene a resultar el mayor factor corrosivo de nuestra endeble democracia, la prevaricación judicial con esta noticia que no salió mas que en los medios «informales» hace una semana: «Anticorrupción acusa al juez de cerrar precipitada y sorprendentemente una pieza del caso Villarejo»... y siempre con este señor y sus conexiones con la Corona y con la Corina. Aún así, mayoritariamente la gente de este país meterá en la urna la Papeleta A: Quiero que España siga siendo una Monarquía a riesgo de que Cataluña se declare un estado independiente a todos los efectos... mentes enajenadas por pasiones nacionalistas.

Artículos
Dani Saralegi y Nahia Fernandez
11/12/2018
Iulen Lizaso Aldalur
11/12/2018
Antonio Alvarez-Solís
10/12/2018
Cartas
José Luis Úriz Iglesias | Exparlamentario y concejal del PSN-PSOE
11/12/2018
Mari Jose Resa Sagarzazu
10/12/2018
Joxe Ramón Zapirain Larraza | Altzako eta Orbaizetako Mikel Zabaltza Gogoan Herri Ekimenak
07/12/2018
Enric Vivanco Fontquerni | Barcelona
07/12/2018
Últimos posts
Martin Garitano
10/12/2018
Martin Garitano
07/12/2018
Martin Garitano
06/12/2018
Koldo Campos
05/12/2018