Abuso de poder en el «fango»
Maria Olga Santisteban Otegui | Zalla
03/10/2019

Maria Olga Santisteban Otegui Zalla (Bizkaia)

santisteban1960@hotmail.com

675712282

Abuso de poder en el «fango»

Hace aproximadamente tres años (que se cumplirán el próximo 21 de enero) un «tipo» por el que nadie «apostaba» juraba su cargo (con toda la parafernalia correspondiente) como presidente de la que dicen, la mayor «democracia» del mundo. Un multimillonario con aires de «matón» se convertía en el 45 presidente de los Estados Unidos. Donald Trump. Nos hemos acostumbrado quizás (desde el punto de vista no ya europeo, sino de buena parte del resto del planeta) al ver la «figura» del jefe del Ejecutivo estadunidense como algo que se nos escapa al resto de los mortales y con la idea de que dispongan de un poder casi «absoluto», pues nada más lejos de la realidad. Sus poderes están muy bien delimitados por su constitución (de aquellos que llamaban «padres fundadores») que marcaron muy bien sus funciones, muy bien delimitadas por distintos artículos de su carta magna (reverenciada como pocas). Desde los inicios de su mandato, ya se advirtieron, conductas erráticas e impropias del cargo que ostenta quitando y poniendo cargos a su antojo, y con políticas homófobas, racistas y hasta supremacistas. Serian sin embargo unos más que supuestos abusos de poder (presionar o influir a mandatarios extranjeros, para sus propios intereses y beneficios o tratar de quitar del medio a un posible rival –demócrata– en las elecciones presidenciales del próximo año, «bloqueando» además ayudas ya aprobadas, hasta no conseguir sus propósitos) lo que habrían decidido a los líderes de su Congreso, a iniciar un proceso (largo y laborioso) de destitución y juicio político a su presidente, con una palabra casi impronunciable pero que sin duda oiremos mucho en adelante. «Impeachment», proceso que por cierto ya «sufrieron» otros mandatarios colegas suyos (en la memoria de muchos estará sin duda, el escándalo Watergate que se saldo con la dimisión del entonces presidente Nixon) El abuso de poder y el «fango» por el que ha «arrastrado» la magistratura más alta de su país, esta «suerte» de presidente, será algo difícilmente superable y aceptable, para incluso miembros de su propio partido. Parece pues que esta «democracia» vivirá tiempos movidos y convulsos y que tal vez, este juicio no llegue a ninguna parte. Pero solo por dignidad y pundonor, se debe llevar adelante.

Artículos
Víctor Moreno
18/10/2019
Martin Rezola, Gerardo Luzuriaga eta Jonjo Agirre
18/10/2019
Mario Zubiaga
18/10/2019
Cartas
Oskar Gaztelu Bilbao | Larrabetzu
18/10/2019
Pedro Mari Usandizaga Añorga
18/10/2019
Txema Landa
18/10/2019
Manu Ballesteros
17/10/2019
Últimos posts
Martin Garitano
18/10/2019
Martin Garitano
17/10/2019