Ayer era alarmismo
Gerardo Hernández Zorroza
12/06/2019

El ritmo del mundo actual es tan acelerado que no permite la reflexión de los humanos que lo habitan.

Todo apunta a que, si queremos salvarnos, no al planeta, dada la inexorabilidad de los acontecimientos a que asistimos y nuestra pertinaz estupidez, habremos de aprender a formularnos desde una manera de pensar (paradigma mental) radicalmente diferente, y subvertir el orden de las cosas.

Porque existen dos formas de afrontar el hecho: a lo Bolsonaro-Trump, a los que importan un pito las alrmas encendidas, o la de los que piensan un mínimo y no venden la supervivencia de la especie, condenada según un estudio australiano ("Existential climate-related security risk: A scenario approach", publicado por el Breakthrough-National Centre for Climate Restoration), si no se toman medidas drásticas, a la extinción no dentro de 100, ni tan siquiera 50, sino tan sólo, nos advierten seriamente, de apenas 30 años.

Artículos
Félix Placer Ugarte
19/02/2020
Isabel Ochoa Elizalde
19/02/2020
Jon Artetxe Meñika
19/02/2020
Cartas
Xabier Rodríguez y Nicolás Xamardo
19/02/2020
Manu Ballesteros
19/02/2020
Iraitz Lazkano Garitaonandia | Elgetako alkatea
18/02/2020
Juan José Dapousa Garma | Bilbo
17/02/2020
Últimos posts
Joseba Iturria
15/02/2020
Fito Rodriguez
11/02/2020