Contenedores
Enrique Vivanco Fontquerni
21/10/2019

La historia como una ciencia cronológica, que capítulo a capítulo explica lo que ha sucedido, que busca un sentido de progreso, es la falsedad mayor en el que se puede incurrir. Afortunadamente el descontrol de lo que puede acontecer respecto al futuro, es y ha sido siempre imprevisible, lo que demuestra que el ser humano está vivo. Desde el Principat, una de las milongas más repetidas desde Madrid y de los colaboracionistas propios, es que es una sociedad diversa. Afortunadamente lo es, pero en un sentido diametralmente opuesto al que la metrópoli quiere interpretar. Las generaciones van sucediendo y cada una tiene una mirada de su propia realidad, distinta a la anterior. Los jóvenes que estudian en el Instituto y en las diversas facultades, que han pringado en casa situaciones dramáticas de sus padres ante la pérdida de trabajo de sus progenitores, y como consuelo posterior, aceptar unos salarios indecentes para poder sobrevivir, que ha creado en estos jóvenes una indefensión ante la imposibilidad de poder ayudar en la economía doméstica, todo ello ha concienciado a unos pocos, que de nada sirve mover masas humanas con el lirio en la mano. En un inicio ha sido muy importante visibilizar lo que se negaba ya que el colectivo independentista de largo es el más numeroso respecto a cualquier otro. Sus padres y sus abuelos les han hecho reflexionar que los cambios sociales históricos los viejos no pueden llevarlos a término.

Es la juventud que no tiene nada que perder los que han de realizar el esfuerzo para mantenerse firmes ante la agresión de una realidad social injusta, en que las fuerzas de represión son parte de la misma. El ataque de las policías varias de la metrópoli y de los colaboracionistas, y ahora se han añadido las hordas de los GAL, resucitados en que los socialistas son unos grandes expertos, que se lo pregunten a González. Si, la historia contada página a página con papel reciclable, puede llegar a ser el embuste mayor que se pueda narrar, que es lo que está sucediendo en la actualidad. Los medios de comunicación están aterrados por unos centenares de contenedores incendiados, en el que se quema toda la mierda que genera esta sociedad. Sí, los contenedores incendiados, son la muestra del modelo económico que está matando al planeta.

Artículos
Iñaki Egaña
16/11/2019
Iñaki Idigoras Igartua
16/11/2019
Víctor Moreno
15/11/2019
Cartas
Maria Olga Santisteban Otegui
15/11/2019
Enrique Vivanco Fontquerni
15/11/2019
Pedro Mari Usandizaga Añorga
14/11/2019
Últimos posts
Dabid Lazkano
16/11/2019
Martin Garitano
15/11/2019
Martin Garitano
13/11/2019