Justicia chilena
María Olga Santisteban Otegui | Zalla (Bizkaia)
12/07/2018

El 11 de septiembre de 1973, hace ahora aproximadamente 45 años, un golpe militar derribó el gobierno legitimo de Chile del socialista Salvador Allende, con una posterior represión brutal para todos aquellos que no fueran «afines» a la dictadura «pinochetista» que se instaló en el país andino. Entre los miles de represaliados, estaba la voz y la fuerza del cantante y director de teatro chileno Víctor Jara, acribillado a balazos después de ser torturado como otros tantos. Pues bien, la justicia de ese mismo país acaba de condenar a 18 años de cárcel a ocho exmilitares por estos hechos y otros tantos crímenes (aunque tarde, la justicia chilena ha reparado en parte aquellas injusticias). Y mientras eso sucedía en Chile, el Estado español sigue «reconociendo» a los herederos de nuestro dictador «particular» Franco el título y ducado del mismo nombre (cortesía del gobierno del PP) antes de ser desalojado de la tareas de gobierno (prometen rectificar los socialistas... ya veremos), amen de seguir teniendo un monumento a la «ignominia» en forma de Cruz y Valle, donde aún reposan los restos de Franco, cuando todavía los familiares de los represaliados de nuestra guerra civil siguen buscando en cunetas a sus familiares para darles la honra que se merecen (no me imagino que todo esto pueda suceder en Alemania, con la figura de Hitler o en Italia con la de Mussolini) pero parece que aquí seguimos «diferentes» no dando carpetazo de una buena vez a una pagina negra de nuestra historia, en forma de justicia chilena.

Artículos
Mario Zubiaga
19/03/2019
Jose Mari Esparza Zabalegi
19/03/2019
Felipe Aizpuru Barandiaran
19/03/2019
Jokin Revilla González
19/03/2019
Cartas
Gerardo Hernández Zorroza
19/03/2019
Manu Ballesteros
19/03/2019
Iñaki Ereño Bengoa
15/03/2019
Antoni Vilanova Casals | Barcelona
15/03/2019
Últimos posts
ttiklik
18/03/2019
ttiklik
18/03/2019
Dabid Lazkano
15/03/2019
Martin Garitano
15/03/2019

Una nueva aportación llega de la mano de la licenciada en Ciencias de la Información, Concha Aretxaga, en la que defiende el carácter público de EiTB como garantía de información veraz y contenidos de calidad. No obstante, también plantea cambios relacionados con la gobernanza del ente público.

UNA EiTB EN LA QUE QUEPAMOS TODAS Y TODOS
Concha ARETXAGA