Madrazas
Enric Vivanco Fontquerni | Barcelona
09/11/2018

Los argumentos que utilizan los políticos, pueden ser verdad, medias verdades o invenciones a conveniencia. La libertad de expresión, y la catadura moral está en función de sus discursos. Pero lo que no se puede consentir es que sus pláticas repetitivas hasta la saciedad, en los medios de comunicación, entrevistas y en los diferentes Parlamentos, inyecten heroína directamente a las neuronas de los que les alimentamos. Una y otra vez, un partido político hace gala de su ignorancia ancestral, utiliza el nombre de madraza, cuando en Granada en el año 750 de la Hégira, se inauguró una madraza, un centro de estudio de matemáticas, filosofía, astronomía, o sea, que representaba las funciones de Universidad avanzada, utilizar este concepto para desprestigiar a la escuela pública en el Principat, demuestra el desconocimiento histórico, de estos portavoces que no tienen ni idea de la historia de esta España, que ustedes defienden a base de recetas culinarias, que provocan espasmos en el estómago por lo menos.  Su pensamiento, que es una suposición muy benigna, se refiere a las madrazas que con capital occidental y saudí, se organizaron para expulsar a los rusos de Afganistán. Ustedes, tan defensores de las políticas de Estados Unidos y entusiastas de enviar tropas y armamentos, y mejor todavía si se montan en España, que no es lo mismo que fabricarlos, por medio de las empresas que los idearon y que los siguen manteniendo, sepan ustedes que son contribuyentes netos y arquitectos de estas madrazas, que tanto les preocupa, pero que están situadas donde ustedes las colocaron y no precisamente en Catalunya.

Artículos
Josu Naberan
22/01/2019
Elena Cárdenas Fernández de Pinedo y José Manuel Martínez Fernández
22/01/2019
Josu Perea Letona
22/01/2019
Xabier Vila-Coia
22/01/2019
Cartas
Maite de Miguel
22/01/2019
Gerardo Hernández Zorroza
22/01/2019
María Olga Santisteban Otegui | Zalla (Bizkaia)
22/01/2019
Pedro Mari Usandizaga Añorga | Ondarroa
22/01/2019