¿Qué se puede hacer ante una gran marca cuándo un particular es privado de sus derechos?
Adolfo Moreno
02/10/2019

Abril de 2019. Un comprador muy melómano busca diferentes modelos de auriculares para una reproducción de sonido buena y que sean prácticos al mismo tiempo. Primeramente miro marcas que tengan servicio técnico en mi localidad, Pamplona, y por ello entre los muchos y diferentes modelos elijo unos de la marca Philips, de un coste de 153 euros ya que se supone que eran de sonido HI-RES, cancelación de ruido etc, vamos una serie de prestaciones de media-alta gama por las cuales se supone se paga este precio.

No han pasado ni tres meses cuando, a pesar de que soy muy meticuloso con el cuidado de todos los aparatos, el cable de dichos auriculares me da problemas y no puedo escuchar porque se pierde el audio y cuando activas la cancelación de sonido se distorsiona este de manera brutal, teniendo una calidad de sonido pésima.

Así que voy al servicio técnico de esta marca en Pamplona para pedir la devolución del dinero por ofrecer este engañoso producto, y me dicen que auriculares no arreglan, que eso tengo que llamar por teléfono y que allí me dirán. Mal empezamos cuando los compré por este motivo, por tener aquí el servicio técnico, y esto que me comunican no lo especifican en ninguna parte.

Tras hablar con ellos, me mandan varios emails pidiendo una serie de datos y fotos, como garantía, número de serie etc. Todo ello se lo mando tal y como me piden de manera casi inmediata para así agilizar esta devolución. Tras un par de semanas no tengo noticias suyas. Les llamo de nuevo y tanto un tal Javier como su compañera Gisella, me dan largas de que eso lo envían a una empresa externa y que no pueden hacer nada.

Yo, furioso pero al mismo tiempo algo comprensivo, les digo que entiendo su tardanza pero que necesito que me manden un email o algo por escrito donde me digan si me van a devolver el dinero, en cuánto tiempo, etc. Vamos, que me digan que solución van a tomar al respecto.

Ha pasado ya más de un mes, y aún no me han dicho nada, sigo insistiendo pero me dan largas todo el rato, y tras haberme gastado ese dinero en un producto que se supone era de calidad muy buena, me encuentro sin auriculares, y sin respuesta alguna al ejercicio de mis derechos, puesto que tenía todo en regla tal y como me pidieron.

Así que tras seguir siendo ignorado por esta marca, e intentar resolverlo por las buenas, me veo en la obligación de hacer saber públicamente el trato posventa de esta marca, tanto de sus productos de gama baja como de los de alta, de cómo pasan olímpicamente de sus clientes, y sobre todo de los problemas que la gente se puede llegar a encontrar al comprar productos de esta marca, sea de la gama que sea.

Así pues, que sepa la gente que la marca Philips, es así, liberándose de los problemas enviando las reclamaciones a una tercera empresa y así ellos quedan libres de toda responsabilidad ya que desde el momento que la queja de un cliente es enviada a esta empresa, uno ya se encuentra perdido, puesto que, como era de esperar, les pedí el teléfono de esta otra empresa para tratar el tema, pero lógicamente no lo dan así que te dejan en la calle con una mano delante y otra detrás, abandonado, sin tu producto, sin devolverte el dinero y sin una solución.

¡Muchas gracias querida compañía Philips por el trato tan nefasto que me están dando, y por tratar a la gente de semejante manera, menospreciándola e ignorándola!

Artículos
Mirene Begiristain eta Eneritz Otamendi
15/10/2019
Carlos Guillén Sola
15/10/2019
Cartas
Enrique Vivanco Fontquerni
15/10/2019
Javier Orcajada del Castillo | Bilbo
15/10/2019
Lolo Dominguez Albo
14/10/2019
Fernando Maritorena Ardanaz
14/10/2019
Últimos posts
Martin Garitano
14/10/2019
Martin Garitano
11/10/2019
Martin Garitano
10/10/2019
Martin Garitano
09/10/2019