En Debate
Icon-debate

 

Actualizado 11/04/2019 19:07
¿Para qué una televisión pública?
Hace ya más de 35 años que se creó la televisión pública vasca. Durante este periodo se han producido profundas transformaciones sociales pero EiTB apenas ha cambiado. El nuevo contexto tecnológico, económico y social exige una reflexión sobre el sentido y el futuro de la televisión pública.
Introducción
Eitb_eztabaida

Nueva aportación

En la última aportación al debate, el periodista Fermin Munarriz analiza la importancia que tienen los medios de comunicación en la formación de la identidad de una comunidad. Desde esa perspectiva considera que EiTB debe dejar de lado competencias estériles con grupos exteriores y empezar a pensar y actuar en clave de país.

En el anterior artículo, el director de Hamaika Telebista, Iñaki Uria, subraya la necesidad de una mirada de largo alcance que tome en consideración al sector audiovisual vasco en su conjunto. Estima que ante la avalancha de cambios conviene centrarse en lo que nos diferencia del resto: el euskara.

Por su parte, la lingüista Rosa Miren Pagola analiza la televisión pública desde otra óptica. Resalta que es blanco de todo tipo de críticas que a menudo adolecen de la debida imparcialidad. Considera que el ente público ha apostado por fortalecer la audiencia en euskara, pero para lograrlo la sociedad también debe cambiar.

El profesor de la UPV, Josu Amezaga, constata que la capacidad de la televisión pública para construir un espacio comunicativo nacional se ha debilitado a consecuencia de los cambios tecnológicos y organizativos. En esta nueva coyuntura aboga por un cambio de paradigma que dé prioridad al euskara.

En el tercer artículo, el filósofo y antropólogo Andeka Larrea considera que el diagnostico de EITB está hecho desde hace tiempo y que lo que ahora toca es pasar a la acción. A su juicio, los aspectos clave del cambio son la producción propia y la despolitización del Ente.

La segunda aportación llegó de la mano de la licenciada en Ciencias de la Información, Concha Aretxaga, en la que defiende el carácter público de EiTB como garantía de información veraz y contenidos de calidad. No obstante, también plantea cambios relacionados con la gobernanza del ente público. 

El primer artículo fue obra del veterano periodista de ETB, Luis Mendizabal, que centra su aportación en el papel de la televisión pública como canal de información. En su colaboración reflexiona sobre la manipulación informativa y el uso del idioma nacional en el ente.


Debate sobre el papel de la televisión pública

¿Para qué se necesita una televisión pública? Es la pregunta planteada por GARA y NAIZ para este debate. Dos fueron los objetivos que se definieron en la fundación de EITB en 1982: por un lado, servir «como instrumento para la información y participación política de la ciudadanía vasca» y, por otro, el fomento y desarrollo de la cultura vasca y el euskara».

Hasta qué punto se han cumplido esos fines puede ser objeto de controversia, pero lo cierto es que pocas cosas han cambiado en el ente público en estos 36 años. Sin embargo, la sociedad, la economía, la tecnología y la industria audiovisual se han transformado radicalmente en este periodo. Basta recordar que cuando se creó Euskal Telebista la oferta televisiva se reducía prácticamente a las dos cadenas públicas estatales; además, en aquel tiempo las televisiones emitían unas pocas horas al día. Hoy, por el contrario, la oferta televisiva es continua e inabarcable.

En este contexto de cambio, el Parlamento de Gasteiz ha creado una ponencia para la reforma del ente televisivo. Poco se conoce de sus trabajos y este debate es una pequeña aportación que pretende contribuir a extender el diálogo sobre el futuro de la televisión pública y sus retos en Euskal Herria