Sortu defiende una «autocrítica colectiva» ante el uso o amparo de la violencia

La localidad navarra de Lakuntza ha acogido esta mañana un homenaje a Mikel Arregi,  concejal de Herri Batasuna muerto por la Guardia Civil en un control el 11 de noviembre de 1979. A este acto, organizado por amigos y amigas de Arregi, ha acudido una delegación de Sortu. Su portavoz Amaia Izko ha recordado las «graves consecuencias» de la violencia y ha defendido un «ejercicio autocrítico» llevado a cabo «de manera colectiva».

Naiz.info|Lakuntza|2013/11/16 17:35|2 iruzkin
Lakuntza
Manifestación en Lakuntza en recuerdo a Mikel Arregi. (Jagoba MANTEROLA / ARGAZKI PRESS)

Mikel Arregi, concejal de Herri Batasuna en Lakuntza, fue tiroteado por agentes de la Guardia Civil durante un control de tráfico. Era el 11 de noviembre de 1979. Veinticuatro años después se le ha tributado un acto de recuerdo en el que Sortu ha recordado que este «Arregi es una de las cientos de victimas de la violencia estatal que algunas fuerzas políticas continúan denigrando».

En nombre de la formación independentista, Amaia Izko ha subrayado que «el ejercicio de la violencia por todas las partes ha tenido graves consecuencias» y que estas «deben ser abordadas en el contexto de la apuesta por la construcción de la paz».

En este sentido, he remarcado que «diferentes partidos políticos tienen responsabilidades políticas derivadas de utilizar, compartir o dar cobertura a la violencia, por lo que ese ejercicio autocrítico deberá darse de manera colectiva y con el objetivo de conocer la verdad como máxima garantía de no-repetición».

Por ello, ha opinado que «continuar exigiendo autocriticas solo a la izquierda abertzale, obviando que a día de hoy el Estado sigue utilizando la violencia con fines políticos, no hace más que reforzar a los enemigos de la paz».