Manu Ayerdi defiende «un nuevo acuerdo global» para desarrollar el TAV en Nafarroa

Manu Ayerdi, vicepresidente de Desarrollo Económico del Gobierno de Nafarroa desea «un nuevo acuerdo global» para desarrollar el TAV en Nafarroa. Mientras PSN y PP se han mostrado satisfechos con la postura de Ayerdi y Geroa Bai, EH Bildu y Podemos han apostado pro un tercer carril. Izquierda-Ezkerra ha recordado que el TAV era «el buque insignia» de UPN y PSN.

NAIZ|IRUÑEA|2016/01/21|2 iruzkin
Ayerdi
Manu Ayerdi, parlamentario de Geroa Bai. (Jagoba MANTEROLA / ARGAZKI PRESS)

El vicepresidente de Desarrollo Económico, Manu Ayerdi, ha defendido la firma de «un nuevo convenio global» entre Nafarroa y el Estado español para desarrollar el TAV. Según Ayerdi, Nafarroa «debe estar en el corredor ferroviario Atlántico-Mediterráneo para transporte de personas y mercancías»,y ha valorado que se necesitan «grandes apuestas» para cumplir con los estándares europeos, lo que ha considerado «una aprobación».

Asimismo, ha afirmado que están estudiando «soluciones provisionales» y que «todos comparten la necesidad de una nueva estació nen Etxabakoitz». Línea en la que ha coincidido el parlamentario de Geroa Bai Koldo Martínez, que entiende que el TAV «conecta con Europa».

El vicepresidente económico navarro ha añadido que es «altisimamente recomendado la doble vía porque los corredores importantes de Europa no deben tener solo una», como cuenta Nafarroa.

Adolfo Araiz, de EH Bildu, se ha mostrado contrario al TAV por razones ecológicas y económicas, y ha apostado por el tercer carril aunque ha pedido una «ponencia abierta» para debatir el tema. En la msma línea, Rubén Velasco, de Podemos, ha recordado que el TAV en Nafarroa son «16 kilómetros sin conexión a ninguna parte» y la experiencia refleja «su nula rentabilidad económica y social"» por lo que también ha sugerido un tercer carril adaptado al ancho europeo en lugar de una nueva plataforma.

En este sentido, la parlamentaria de I-E Marisa de Simón ha defendido un modelo ferroviario para las personas y la salida de mercancías y ha criticado el convenio firmado con el gobierno español, «un desastre para las arcas forales y la ciudadanía». Al mismo tiempo ha recordado que el TAV era «buque insignia» de UPN y PSN y la nueva estación de Iruñea «una simple operación especulativa».

Santos Cerdán, parlamentario del PSN, se ha mostrado complacido por la defensa de Ayerdi de «un tren para pasajeros y mercancías», y ha ofrecido el apoyo de su formación para las mejoras que sean necesarias. Para Ana Beltrán, del PP, «lo importante» es que se siga hablando con el Estado español para «un nuevo convenio que asegure un compromiso de continuidad».