PNV, PSE y PP votan en contra de empezar a debatir una Ley de Memoria Histórica Vasca

El Parlamento de Gasteiz ha rechazado empezar a debatir una Ley de Memoria Histórica Vasca para reconocer y reparar a las víctimas del franquismo, una iniciativa presentada por EH Bildu que ha contado con el rechazo de PNV, PSE y PP.

NAIZ|GASTEIZ|2018/02/08 11:26|20 iruzkin
Arzuaga
Julen Arzuaga ha sido el encargado de defender la iniciativa de EH Bildu. (Juanan RUIZ/ARGAZKI PRESS)

EH Bildu ha llevado al pleno del Parlamento de Gasteiz una proposición de Ley Vasca de Memoria Histórica para el Reconocimiento y Reparación Integral de las Víctimas del Franquismo, que buscaba «liquidar la deuda que aún tenemos como sociedad con las víctimas del franquismo». La formación planteaba el reconocimiento de todas las víctimas desde el 18 de julio de 1936 hasta el 29 de diciembre de 1978, fecha en que entró en vigor la actual Constitución española.

La tramitación de la propuesta no ha salido adelante, al votar PNV, PSE y PP en contra de la toma de consideración de la ley. Elkarrekin Podemos sí la ha apoyado.

A lo largo de 45 artículos, la ley pretendía garantizar los derechos de las víctimas al conocimiento de la verdad, al reconocimiento y la reparación, a la justicia y a la memoria, así como a la no repetición de los hechos padecidos, entre los que se encontraba el asesinato en forma de ejecución judicial y extrajudicial, el trabajo esclavo, la tortura y los malos tratos, la sustracción de bebés y el encarcelamiento e internamiento en campos de concentración.

En la propuesta EH Bildu incluía una serie de indemnizaciones que llegaban a los 500.000 euros en caso de gran invalidez y a los 250.000 euros por fallecimiento, en los casos de personas víctimas entre 1959 y 1978, al equipararse con las cuantías recogidas para las víctimas del terrorismo. En el periodo anterior, entre 1936 y 1959, las indemnizaciones eran menores porque, entre otras razones, la coalición recordaba que son víctimas que ya están reconocidas por anteriores decretos.

El Consejo de Gobierno de Lakua emitió el pasado 19 de diciembre su criterio desfavorable a la iniciativa legislativa de EH Bildu al considerar que «ignora» la normativa y actuación institucional en la materia, así como la «intensa labor que las instituciones vascas están desarrollando durante los últimos años».

EH Bildu: «Una bofetada»

En el turno de defensa del texto legislativo, el parlamentario de EH Bildu Julen Arzuaga ha acusado al PNV de mantener una actitud «tramposa» con este tema porque su rechazo es «una bofetada en la cara a las víctimas que esperaban que con esta ley se les podían reconocer sus derechos».

Además, ha acusado al PSE de mantener una postura «contradictoria» y cree que los jeltzales se sienten agraviados porque «siente que EH Bildu hace cosas con la voluntad de molestarles pero esta no es nuestra causa, en este caso es buscar el reconocimiento y reparación de las víctimas».

«Si alguien se tiene que sentir agraviado somos nosotros porque de un manotazo y sin argumentos se echa para atrás una iniciativa necesaria», ha insistido antes de defender que conoce la labor del gobierno en materia de memoria pero cree que es necesario que estas acciones no se hagan de forma «discrecional» sino que tengan un «acomodo legal».

El PNV, «sin ninguna vergüenza»

El parlamentario del PNV Iñigo Iturrate ha dicho que su formación ha votado en contra de la iniciativa «sin ninguna vergüenza», y la rechazado al considerar que se trata de una propuesta «inviable jurídicamente, discriminatoria e inmadura», que además «obvia» todas las políticas públicas de Memoria que las instituciones vascas llevan impulsando «desde hace décadas».

Iturrate ha defendido que el PNV busca una ley «viable, que no suponga un brindis al sol creando falsas expectativas a las víctimas». Además, ha insistido en que el texto de EH Bildu es «pura propaganda» y plantea un debate «para desunir y no conciliar».

Desde Elkarrekin Podemos, su parlamentario Jon Hernández ha justificado el respaldo a la iniciativa de EH Bildu porque considera necesario contar con una legislación «más completa e integral» que permita «cerrar las heridas producidas por la guerra y la dictadura».

«No nos importa quién presente la proposición de ley, lo importante es que esté aquí y que se inicie el trámite», ha defendido antes de criticar la «falta de sensibilidad» de PNV y PSE con estas iniciativas que ha defendido que son una «oportunidad» porque «no está entre los planes legislativos» del Gobierno Vasco impulsar la Memoria Histórica.

Desde el PSE, Rafaela Romero ha defendido que es posible una ley vasca de Memoria Histórica, como la hay en otras comunidades, pero ha rechazado el texto de EH Bildu porque defiende que esta norma se debe hacer sobre «el máximo consenso y apoyo».

El parlamentario del PP Carmelo Barrio se ha mostrado de acuerdo con el criterio desfavorable del Gobierno de Lakua porque cree que el contenido de la iniciativa no tiene «encaje jurídico constitucional posible», «no busca la convivencia sino la propaganda», y se trata de «un ejercicio de búsqueda de la fractura y de debilitar la convivencia».