Jon Santacana, plata en la prueba de Supercombinada de los Juegos Paralímpicos

El donostiarra Jon Santacana y su guía Miguel Galindo se han hecho con la medalla de plata en la Supercombinada de los Juegos Paralímpicos de invierno de Pyeongchang- Se han quedado a tan solo 91 centésimas del oro.

naiz|2018/03/13 11:11
Santacana
El donostiarra Jon Santacana y su guía Miguel Galindo se han hecho con la medalla de plata en la Supercombinada. (Joel MARKLUND / AFP)

Jon Santacana y su guía Miguel Galindo han ganado la medalla de plata en la prueba de Supercombinada de los Juegos Paralímpicos de Pyeongchang. De esta forma agrandan su palmarés al sumar su sexta medalla (2 oros y 4 platas) en sus cuartos Juegos de invierno juntos. «Esta medalla nos la merecíamos, pero también por lo que hemos sufrido. Ha sido tremendamente duro llegar aquí. Solo llegar era un éxito ya y por fin nos hemos liberado. Nos merecíamos este final», ha dicho Santacana, exultante tras competir en las pistas de Jeonseong.

En la primera manga, la del supergigante, la pareja ha marcado el tercer mejor tiempo (1:27.34), a 2 segundos y 32 centésimas del eslovaco Miroslav Haraus y su guía Maro Hudik, los más rápidos de la prueba (1:25.02). El canadiendse Mac Marcoux, uno de los grandes favoritos, se ha ido al suelo y ha sido descalificado, al igual que otra de las estrellas, el italiano Giacomo Bertagnolli. En la manga de eslalon, Jon y Miguel han recortado distancias y con un tiempo de 47.79, han hecho el segundo mejor tiempo por detrás del ruso Valerii Redkozubov (que ha competido bajo bandera española por la sanción a Rusia).

El esquiador vasco, con nueve medallas en cinco Juegos (seis con Miguel Galindo de guía), ha señalado que «los números y los récords no importan. Lo que hemos conseguido ha sido por nosotros, no por nadie. No sé cuantas medallas tienen uno u otro y tampoco me importa», ha confesado.

Esta medalla de plata llega tras dos cuartos puestos en las dos primeras pruebas de estos Juegos en las modalidades de Descenso y Supergigante. En esas dos carreras, Jon Santacana ha reconocido sentirse «presionado». «La medalla es una liberación por el resultado, evidentemente, pero sobre todo porque hemos afrontado la carrera de otra manera, sin tanta presión, como nosotros sabemos, sin dar tantas vueltas y sin tanta importancia extra», ha declarado.

«Hemos dado la vuelta a la situación y nos tomamos las cosas de otra manera. He dado la vuelta a la situación hablando con algunas personas y tomando las riendas de la situación, porque esto me estaba pudiendo. He hecho lo que me gusta hacer. Son tonterías, pero he dicho las cosas que pensaba a todo el mundo. He sido más yo», ha asegurado.

Desde la primera manga, por la mañana, hasta la segunda, ya por la tarde, la pareja ha tenido que esperar varias horas que se hian hecho muy largas. «La segunda manga ha sido eterna. La espera arriba ha sido terrorífica», ha comentado Santacana, al que aún le faltan otras dos pruebas en estos Juegos.

Aún tiene dos oportunidades para volver a subir al podio: el día 14 en el gigante y el 17 en el eslalon.