Colombia arresta a Jesús Santrich acusado de narcotráfico y la FARC denuncia un montaje

Las autoridades colombianas han detenido a Jesús Santrich, exmiembro del Estado Mayor de las FARC, integrante del equipo negociador de La Habana y designado como miembro de la Cámara de Representantes a partir del próximo 20 de julio, con fines de extradición a EEUU por presuntos delitos de narcotráfico. El partido político surgido de la guerrilla denuncian que se trata de un «montaje» que genera «una gran desconfianza» entre todos los exguerrilleros.

NAIZ|BOGOTÁ|2018/04/10 06:19|Iruzkin 1
Santrich
Jesús Santrich, durante el proceso de negociación de La Habana. (Adalberto ROQUE/AFP)

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ha expresado que el proceso para enviar a Santrich, acusado de un presunto delito de narcotráfico, a Estados Unidos será puesto en marcha si se demuestra que es culpable del delito que se le imputa, lo que ha suscitado el rechazo de los miembros del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC).

«El fiscal general de la nación me ha informado que como resultado de rigurosas investigaciones, tiene pruebas contundentes y concluyentes que demostrarían la responsabilidad del señor Seusis Hernández, conocido como Jesús Santrich, en delitos de narcotráfico cometidos después de la firma del acuerdo», ha aseverado Santos.

La FARC por su parte, ha insistido en que se trata de un «montaje» y un golpe al proceso de paz iniciado en el país desde que la guerrilla y el Gobierno firmaron un acuerdo en noviembre de 2016 para poner fin al conflicto, que se ha prolongado durante 50 años y se ha saldado con más de 200.000 muertos.

El acuerdo establece que los líderes y excombatientes de la antigua guerrilla solo serán extraditados si se comprueba que cometieron delitos después de la firma de dicho acuerdo.

«Si cumplido el debido proceso y con pruebas irrefutables hay lugar a la extradición por delitos cometidos después de la firma del acuerdo, no me temblará la mano para autorizarla, previo concepto de la Corte Suprema. Esas son las reglas del juego», ha advertido el dirigente colombiano.

El fiscal general, Néstor Humberto Martínez, ha señalado que, de acuerdo con la orden de detención emitida por la justicia con fines de extradición y en base a las pruebas entregadas por una corte del Distrito Sur de Nueva York, Santrich y otras tres personas habrían acordado exportar unas 10 toneladas de cocaína a Estados Unidos.

Martínez ha explicado que el cargamento de cocaína sería de unos 15 millones de dólares (12 millones de euros), aunque podría tener un valor de 320 millones de dólares (259 millones de euros) en las calles de Estados Unidos.

Los hechos delictivos, según el fiscal, se remontarían a junio de 2017 y se habrían prolongado hasta este mes de abril. «Estos hechos constituyen en la ley federal americana el delito de conspiración para exportar cocaína a los Estados Unidos», ha aseverado el fiscal. «Los detenidos traicionaron los valores y los principios del acuerdo de paz», ha añadido.

Dirigentes de la FARC han defendido la inocencia de Santrich. «Este es el peor momento que puede estar atravesando este proceso de paz. El Gobierno tiene que actuar e impedir que estos montajes jurídicos desemboquen en hechos que generan una gran desconfianza en todos los guerrilleros"» ha afirmado el líder de la FARC Iván Márquez.

Márquez ha instado al Gobierno a que «genere hechos que impidan que estas intenciones que atentan directamente contra el proceso de paz se consoliden».

Por su parte, Victoria Sandino, también dirigente de la FARC, ha definido la situación de la antigua guerrilla como «muy peligrosa» porque confirma que hay «inseguridad jurídica».

El abogado de Santrich, Gustavo Gallardo, ha manifestado a periodistas que a su defendido «no lo van a doblegar» y que comenzará una huelga de hambre contra su detención.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK
LOTURAK