El PSOE propone «adecuar el delito de rebelión a la España del siglo XXI»

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha asegurado que su partido está trabajando en una propuesta para «actualizar» el delito de rebelión en el Código Penal para que pueda ser aplicado a los «responsables públicos que utilizan su posición para violentar el orden constitucional».

NAIZ|MADRID|2018/05/16 13:11|Iruzkin 1
Rajoy-sanchez
Pedro Sánchez, ayer, durante su reunión con Mariano Rajoy. (POOL/LA MONCLOA)

En una entrevista en los Desayunos de TVE, Sánchez ha explicado que el delito de rebelión tipificado en 1995 «no se corresponde al tipo de rebelión sufrida estos últimos meses», en referencia a la situación en Catalunya, por lo que ha defendido que hay que adaptarlo a la «defensa de un bien jurídico como la Constitución» española, frente a «hechos inimaginables hace años».

Esta reforma persigue, ha dicho, «adecuar el delito de rebelión a la España del siglo XXI, a la España de 2018», frente a hechos que ha calificado de «inauditos».

El objetivo es que ese delito pueda aplicarse a «responsables públicos que utilizan su posición para violentar le orden constitucional».

Sánchez ha apuntado que, si el Gobierno de Mariano Rajoy plantea esa reforma del Código Penal, el PSOE la apoyará, y que, si no, será su grupo parlamentario el que la lleve al Congreso.

El secretario general del PSOE ha subrayado la necesidad de «dejar claro al secesionismo» que siempre que pretenda «conseguir sus objetivos vulnerando la ley» se va a encontrar con «un muro» del Estado español, que responderá de forma «firme», «serena» y «proporcional», si es necesario con otro 155.

Ha dejado incluso la puerta abierta a que, llegado el caso, un nuevo 155 incluyera la intervención de los medios de comunicación públicos catalanes y los Mossos: «habría que contemplar todos los escenarios, esos también», ha dicho.

Sánchez ha añadido que para aplicar otro 155, el «desafío» del Govern que lo motivase debería concretarse en «hechos», no basta solo con «palabras que amenacen con determinadas acciones».

Intervención de las cuentas

Por su parte, el líder del PSC, Miquel Iceta, ha considerado «prudente» mantener la intervención de las cuentas de la Generalitat porque «entre otras cosas no sabemos si el president se ajustará a la legalidad».

«De la misma manera que creo que hay que levantar el 155 –hay explicado– mantener mecanismos de supervisión me parece de una elemental prudencia».

En declaraciones a TV3, ha asegurado no aprobaría mantener el 155 si Torra nombra de nuevo a los consellers exiliados o encarcelados porque si bien no lo comparte es legal.

Ha afirmado que sería «un error poner en cargos de responsabilidad a personas que no puedan ejercer» pero no una ilegalidad, porque no ve impedimentos jurídicos para que sean nombrados.

Iceta ha dicho que ve «magnífico» que «la primera preocupación política» del Quim Torra sea «establecer un diálogo con el Gobierno de España», y ha considerado que Mariano Rajoy «haría muy bien» en iniciar ese diálogo de «inmediato» o incluso el día después de la toma de posesión.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK