Oiarbide: «El derecho a decidir es el hilo común conductor de las diferentes reivindicaciones»

Gure Esku Dago afronta el mayor reto de su breve trayectoria y lo hace marcado por el referéndum catalán, las inmensas movilizaciones de feministas y pensionistas y, también, por el caso de Altsasu. Su portavoz, Angel Oiarbide, cree que en todos estos casos «existe un hilo conductor común» y que es «la decisión». El domingo, 201,9 km unirán Donostia, Bilbo y Gasteiz para presentar las 2019 razones para decidir.

NAIZ|2018/06/08|2 iruzkin
Loading player...

Ya solo faltan 48 horas para el mayor reto que se ha marcado Gure Esku Dago en su trayectoria de cinco años, la cadena humana de este domingo pretende cuajar todo el capital humano y político aglutinado por la iniciativa por el derecho a decidir, según ha subrayado su portavoz Angel Oiarbide en una entrevista concedida a Info7 irratia.

Recuerda que en la primera cadena humana la «sensación era que personas de diferentes sensibilidades políticas no podíamos trabajar de manera conjunta» y que en ese primer año «vimos que era mentira; podíamos y, además, debíamos». También ha hecho referencia a las consultas populares que ha fomentado la iniciativa, «se dice que hacer consultas, preguntar... crispa, enfrenta... ¡mentira!», según Oiarbide que hace referencia a Catalunya: «‘Mira lo que pasa si vas por ese camino’, nos dicen, pero lo que crispa a la sociedad no son las urnas, es la falta de valores democráticos, el ‘a por ellos’».

Gure Esku Dago ha fomentado decenas de consultas populares con diferente grado de participación, que algunos han catalogado de baja. Oiarbide recuerda primero los datos, «hemos llegado a un área donde viven 900.000 personas, ha participado el 23,81%, que son 190.000 personas... ¿es mucho o es poco?» y añade, «se nos está comparando con las elecciones que organizan las instituciones», afirma con ironía que «es un honor» pero tras recordar que son una iniciativa ciudadana afirma que «hay que comparar las manzanas con las manzanas y no las manzanas con las peras». Sobre la equiparación, recuerda que la participación en las últimas elecciones autonómicas en la CAV fue del 62%, «y al día siguiente había opción de cambiar a un lehendakari, a un gobierno», y que en las consultas impulsadas por Gure Esku Dago «al día siguiente no se cambia un alcalde y ha participado aun y todo 1 de cada 4». Cree Oiarbide que «estamos entrenándonos» y pone en valor que «estamos creando una red, una base de confianza, de compromiso, que es indispensable para afrontar los retos de futuro que nos dignifique como país».

La cadena humana del domingo llega marcada por grandes movilizaciones por Catalunya en otoño del año pasado, el caso de los jóvenes de Altsasu, la gran movilización feminista y el protagonismo de los y las pensionistas. Oiarbide cree que «existe un hilo conductor común» de todas estas reivindicaciones y que «es la decisión», «quién toma la decisión sobre nuestros cuerpos, sobre las pensiones, sobre una pelea de un bar en Altsasu, ¿en qué nos favorece que esas decisiones se tomen a 500 km?», creen desde Gure Esku Dago que la cita del domingo «va a ser el cúmulo de todas esas reivindicaciones, una base común que es el derecho a decidir sobre el que se puede sustentar el futuro» y que «el 10 de junio puede ser un hito en el inicio de esta nueva era que debemos iniciar como país».

Consensos basados en las aspiraciones de la sociedad

La cadena humana tendrá su último eslabón frente al Parlamento de Gasteiz, donde avanzan los trabajos del Nuevo Estatus. Angel Oiarbide recuerda que «hubo tres partidos que fueron a las elecciones teniendo como uno de los ejes el derecho a decidir» y que «fueron los que más apoyo popular tuvieron», por ello afirma que «lo único que pedimos es que el consenso esté en sintonía con la realidad y las aspiraciones y el derecho que tiene esta sociedad».

La cadena humana pasará por territorio guipuzcoano, vizcaino y alavés aunque Oiarbide ha recordado que la convocatoria es nacional y ha habido llamamientos propios a la participación desde Nafarroa e Ipar Euskal Herria. Tras recordar los tres ámbitos de decisión subraya que en uno de ellos, en la CAV «se está dando el debate sobre el estatus político» y que «tenemos la ocasión de mover un hito». Añade que la repercusión que va a tener el acuerdo alcanzado entre las fuerzas políticas del Parlamento de Gasteiz «no va a ser solo en la CAV, va tener una repercusión de país» por lo que «es el momento de que sea una cadena humana nacional».

Oiarbide ha concluido la entrevista haciendo «un llamamiento especial para que nos demos las manos, sintamos la capacidad que tenemos la ciudadanía de influir en nuestro futuro» y sentencia, «vamos a sentirlo y vamos a vivirlo».

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK
LOTURAK